Los Duques de Sussex clausuran los Juegos Invictus con un partido de infarto

El príncipe Harry y Meghan ha asistido a la emocionante final de baloncesto en silla de ruedas, que se ha celebrado en Australia

Los Duques de Sussex han puesto punto y final a su inolvidable viaje por Australia. Doce días por el país de las antípodas que quedarán para siempre grabados en su memoria no solo por ser su primer viaje oficial al extranjero, sino porque fue el lugar en el que fueron fotografiados por primera vez tras anunciar su próxima paternidad. Aunque dicen adiós a la nación de los koalas y los canguros, el periplo por Oceanía del príncipe Harry y de Meghan continua. Su siguiente etapa será Nueva Zelanda, donde visitarán Wellington, Auckland y Rotorua. Finalmente, el 31 de octubre regresarán a casa tras 16 días y 76 actos por el continente.

Duques de SussexVER GALERÍA

Los Duques han querido despedirse a lo grande de Australia y ha sido en uno de los actos en los que el nieto de Isabel II más implicado está: los Juegos Invictus. Muy sonrientes, disfrutaron de un ambiente muy distendido y como unos espectadores más asistieron a la emocionante final de baloncesto en sillas de ruedas. Estos Juegos son muy significativos para la pareja pues fue en la edición del año pasado donde hicieron su primera aparición oficial como pareja.

Duques de SussexVER GALERÍA

- ¡Ni príncipe ni princesa! Harry y Meghan toman una importante decisión para el futuro de su primer hijo

- ¡Tiembla Harry! El Príncipe de los cinco maratones está en Australia

- Los Duques de Sussex y la pierna de la que habla toda Australia

Harry y Meghan fueron recibidos como auténticas estrellas en el pabellón deportivo. Bajaron por las escaleras del recinto felices, saludando a todo el mundo, dándoles la mano e incluso la Duquesa chocó las manos con algún aficionado. En esta ocasión Meghan se decantó por unos pantalones negros de Outland y una chaqueta de punto en color burdeos de Scanlan Theodore de silueta péplum que acompañó de su broche en forma de amapola de la Royal British Legion, al igual que su marido y unos zapatos de tacón, en negro de Sarah Flint.

Duques de SussexVER GALERÍA

Mezclados entre el público, la pareja real disfrutó de la tensión del encuentro. Se emocionó y aplaudió cada jugada, en una final que vivieron con mucha emoción. Entre los espectadores también hubo otras caras conocidas como David Beckham y su hijo Romeo, que no perdieron detalle del partido. “Día especial en @invictusgames2018. Tan inspirador de tantas maneras… Tolo lo que puedo decir es WOW”, escribió el exfutbolista británico.

Duques de SussexVER GALERÍA

Duques de SussexVER GALERÍA

Después del emocionante partido, los Duquesa y Harry bajaron hasta la cancha par entregar las medallas a los ganadores. El combinado de Estados Unidos ganó el oro, Holanda, la plata y Reino unido el bronce. El Príncipe y Meghan se mostraron entusiasmados de ver a su país estar entre los tres primeros puestos del podio. Meghan se mostró de lo más cariñosa con los deportistas y no dudó en saludarlos uno a uno, mientras les condecoraba.

David Beckham y su hijo RomeoVER GALERÍA

Meghan MarkleVER GALERÍA

Más tarde, los Duques de Sussex participaron de la ceremonia de clausura de los Juegos Invictus. En esta ocasión se cambiaron de ropa. Harry optó por una chaqueta gris y Meghan lució un favorecedor diseño sin mangas con solapas. También esta ocasión, David Beckham, también con traje, y su hijo Romeo, fueron testigos de este evento histórico.

More about