¡Ella sí estará! La madre de Meghan Markle llega a Inglaterra para la boda de su hija

Fue recibida por la asistente personal de la novia y más tarde se reunió con su hija y el príncipe Harry

by HOLA! USA

Cuando falta tan solo tres días para el enlace entre el Príncipe Harry y Meghan Markle, la madre de la novia, Doria Ragland, llegó este miércoles al Reino Unido para conocer a la familia del Príncipe y prepararse para el gran día. Este martes, la instructora de yoga se dirigió al aeropuerto de Los Ángeles con una maleta y un portatrajes de Burberry, donde probablemente llevaba dentro el vestido que lucirá en la boda. Después de un vuelo de 11 horas, y una vez en el aeropuerto de Heathrow, en Londres, fue recibida por personal de la Familia Real y la asistente de su hija, Amy Pickerill, informó el Daily Mail. Ellos facilitaron los trámites y la recogieron en un vehículo oficial, además de ayudarla con su equipaje.

meghan-madre-gettyVER GALERÍA

Doria, de 61 años, se encontró con Meghan y el príncipe Harry, al que ya conoce, como ellos mismos revelaron en la primera entrevista donde confirmaron su compromiso. "Su madre es increíble", dijo en aquella oportunidad el nieto de Isabel II. También fueron vistos juntos en los Juegos Invictus realizados en septiembre. La madre de la novia podrá conocer al resto de la Familia Real antes de la boda, incluyendo a la Reina, el Duque de Edimburgo, Carlos de Inglaterra, la Duquesa de Cornualles y los Duques de Cambridge. 

Se conoció que Doria permanecerá junto a su hija en Cliveden House en la noche previa a la boda. Esta casa señorial transformada en hotel está situada en Taplow, en el condado de Buckinghamshire, y estña ubicada a pocos kilómetros del aeropuerto de Heathrow. La residencia fue elegida por su privacidad y localización apartada. Como se recordará, se prevé que Doria acompañe a su hija el día de la boda en el auto que la trasladará hasta la capilla de St George de Windsor, donde se celebrará la ceremonia.

Cabe destacar que esta última semana ha sido muy tensa para Meghan, en especial luego de que se conociera que su padre, Thomas Markle, anunciara que no viajará hasta el Reino Unido para asistir a la ceremonia luego de que se conociera que había colaborado con un fotógrafo para realizar unas imágenes pactadas. El padre, 73 años, aseguró que no buscaba perjudicar a su hija o a la Familia Real, y que ahora está avergonzado de lo que hizo. 

Más sobre

Regístrate para comentar