La Reina de Inglaterra hace un hueco a Meghan Markle en su discurso de Navidad

La prometida de Harry de Inglaterra ha celebrado las fiestas en Sandringham con la familia Windsor

Que el efecto Meghan Markle se ha desatado es un hecho y su presencia en la Navidad de los Windsor lo ha confirmado, ya que la prometida del príncipe Harry fue recibida en la tradicional misa de Sandringham con todo un baño de multitudes por ciudadanos que incluso pasaron la noche allí para asegurarse las mejores vistas de la pareja del momento. La ex actriz nacida en Los Ángeles ha iniciado la cuenta atrás para convertirse en una más de la Familia Real y la Reina de Inglaterra ya le ha hecho un hueco hasta en su discurso de Navidad.

sandringham-gettyVER GALERÍA

Eran las tres de la tarde del 25 de diciembre cuando el Reino Unido estaba muy pendiente del mensaje que tradicionalmente la soberana dirige a los ciudadanos y allí estaba Meghan Markle, que esa misma mañana había hecho su primera reverencia en público a la Reina. Como ocurre con cada discurso de cada monarca en cada país, además del mensaje, los gestos no verbales y el espacio son analizados al milímetro. En este caso, han sido las fotografías seleccionadas para decorar el salón las que han llamado la atención.

Meghan Markle y su primera Navidad en Sandringham con la Familia Real británica

Duelo de estilo entre Meghan Markle y la Duquesa de Cambridge

¡Manual para Sandringham! Todo lo que Meghan Markle tiene que saber para pasar una Navidad con la Reina

Con el banco y el dorado dominando la puesta en escena, la Reina ha ocupado su lugar en un escritorio en el que las fotografías eran fácilmente predecibles. En un año en el que ha cumplido los setenta años de casada con el Duque de Edimburgo, no podía faltar ni su retrato de boda, ni la imagen que fue distribuida el pasado noviembre para conmemorar ese “sí, quiero” en 1947.

reina-discurso-cordonVER GALERÍA

reina-discursoVER GALERÍA

Al lado de estas dos imágenes la nueva generación, los miembros que están llamados a tomar algún día “los mandos” de la corona británica. George y Charlotte de Cambridge, tercero y cuarta respectivamente en la línea de sucesión al trono después de su abuelo, el príncipe Carlos, y su padre, el Duque de Cambridge. Las imágenes elegidas en un portarretratos doble pertenecen al segundo cumpleaños de Charlotte y al cuarto de George, unos hermanos que el próximo abril darán la bienvenida a un nuevo príncipe o princesa.

meghan_markle_2zVER GALERÍA

Hay que desplazar la vista hasta la mesa que se encuentra al lado del sofá para descubrir dos fotografías más: la del 70 cumpleaños de la Duquesa de Cornualles, una imagen tomada por el fotógrafo de moda Mario Testino en la que posa junto al príncipe Carlos, y una imagen tomada el pasado 27 de noviembre, día del del compromiso de Harry de Inglaterra con Meghan Markle. Un gesto más que simboliza la bienvenida que la soberana británica ha dado a la estadounidense, una bienvenida que por otro lado es imprescindible ya que según la Ley de Matrimonios Reales -que los descendientes del Rey Jorge siguen a desde el siglo XVIII- el príncipe Harry necesita el consentimiento de la Reina para poder casarse.

En sus palabras Isabel II también hizo referencia a la llegada de “nuevos miembros” a la familia Windsor, con lo que puede referirse tanto al tercer hijo de los Duques de Cambridge –ausentes este año en las fotografías seleccionadas para el discurso- como a la prometida de Harry, con la que hay que recordar que la Reina ha hecho una gran excepción pues hasta ahora ningún prometido o prometida había pasado la Navidad en Sandringham.

Más sobre