¿Quieres ir a Windsor a ver la boda del príncipe Harry y Meghan Markle? ¡Corre! Los hoteles se están agotando

Los buscadores de viajes en Internet ya tienen bloqueados algunos alojamientos para esa fecha y los precios se están disparando

El anuncio de la fecha de la boda del príncipe Harry y Meghan Markle, que se produjo este viernes, 15 de diciembre, por parte de Kensington Palace ya ha tenido un efecto en el turismo. La pareja se casará en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor el 19 de mayo de 2018 y en estos pocos días, desde que se anunciara el día del enlace, algunas habitaciones de hotel de esta localidad, situada a 34 kilómetros de Londres, ya se están agotando o están encareciendo su precio. 

- ¡Ya hay fecha para la gran boda real del príncipe Harry y Meghan Markle!

- Entramos en el Castillo de Windsor donde el príncipe Harry y Meghan Markle se darán el 'sí, quiero'

- En ¡HOLA!, Harry y Meghan se casan

Además de sus invitados, la gran boda real del año reunirá a muchos curiosos, periodistas y turistas que querrán ser testigos de excepción de esta historia de amor. En algunos de los buscadores y comparadores de Internet de viajes como booking.com, expedia.es o hoteles.com varios establecimientos ya tienen casi todas sus habitaciones reservadas, en otras aparecen como "muy demandados" o "muy solicitados" y en algunos, incluso, para la noche del 19 al 20 de mayo de 2018 directamente ya no hay vacantes y tienen una ocupación del 100%.

Otros hoteles tienen bloqueada la fecha de la boda y los mayores problemas para reservar se encuentran en los establecimientos que se encuentran en el radio más cercano a Windsor, ubicado en el condado de Berkshire. También allí es donde los precios de las habitaciones se han disparado con precios de más de 700 euros. 

Otras opciones para los que quieran acudir al gran día de Meghan y Harry, ver el desfile de los novios, sus familias y miembros de la realeza en un acontecimiento histórico, es alojarse en Londres, una ciudad cosmopolita y turística con una gran cantidad de establecimientos hoteleros de todo tipo y categoría, que se encuentra a media hora en carretera del castillo donde los novios se darán el 'sí, quiero'. Sin duda, la boda del príncipe será un revulsivo para la economía y el turismo de Windsor que se convertirá en el centro de interés mundial la próxima primavera. 

La capilla en la que Harry y Meghan se casarán tiene capacidad para 2.000 invitados y está ubicada en el Castillo de Windsor, una de las residencias oficiales de la reina Isabel II en el que se han celebrado algunas de las bodas de la Familia Real británica y otros acontecimientos familiares como el bautizo del príncipe Harry en 1984. 

Más sobre

Regístrate para comentar