¡Misión en Finlandia! El príncipe Guillermo entrega a Papá Noel la carta de George

El Duque de Cambridge se encuentra en Helsinki de visita oficial

Mientras en la familia Windsor desembarca Meghan Markle y el Reino Unido espera con entusiasmo la primera visita de la pareja a Nottingham, George de Cambridge sigue con su día a día en escuela Thomas Battersea, al sur de Londres, y con las “preocupaciones” propias de un niño de cuatro años. En estas fechas, con la Navidad a la vuelta de la esquina, la misión principal es asegurarse de que a Papá Noel le llega tu carta y el Príncipe ha conseguido que su padre se la entregue en mano. ¡Bien por George!

george-cambridge-getty-2VER GALERÍA

El Duque de Cambridge aterrizó el jueves en Finlandia para una visita oficial de dos días en Helsinki con motivo de los cien años de su independencia. Recibido por el Presidente de la República, el nieto de la Reina de Inglaterra se ha reunido con algunos jóvenes de la comunidad, activistas que trabajan –como él- en salud mental y emprendedores en la industria tecnológica. Ha sido en su segundo día en la ciudad, después de un encuentro con la fuerza aérea cuando Guillermo se ha tropezado con Papá Noel –que hay que recordar que vive en la provincia finlandesa de Laponia- en un mercado navideño. ¡Por suerte llevaba encima la carta de George!

Esta es la película favorita del príncipe George

¡El príncipe George se hace mayor! Repasamos sus cuatro años en vídeo

Mientras la comitiva esperaba por él, Guillermo se ha ido directo a Santa y ha sacado el manuscrito de George: una carta firmada por él en la que pide un coche de policía y en la que rodeaba con un círculo la opción de que había sido bueno. El Príncipe se ha tomado el tiempo de mostrársela con detenimiento para asegurarse de que Papá Noel no tuviera dudas y apoyar así la petición del pequeño. “No ha escrito muchas cosas, yo creo que es razonable”, ha dicho Guillermo a la vez que asegurado que es George es un “buen chico”.

george-cambridge-gettyVER GALERÍA

Papá Noel se guardó la carta y estrechó la mano del Duque de Cambridge que solo entonces continúo con su visita. Los medios inmortalizaron el momento y en las redes sociales del Palacio de Kensington recogieron el encuentro, así que el Príncipe puede volver a Londres con las pruebas de que ha cumplido a la perfección con su papel de mensajero.

Más sobre