Última hora: El príncipe Carlos anuncia el compromiso de su hijo Harry con la actriz Meghan Markle

El 'sí, quiero' tendrá lugar en la primavera de 2018

Después de meses de intensos rumores y de un amor entre Londres y  Toronto… ¡El compromiso de Harry de Inglaterra y Meghan Markle ya es oficial! Desde el pasado verano muchas eran las pistas que apuntaban a que la pareja había iniciado su “carrera” hacía el altar, las apuestas indicaban a que tendría lugar antes de Navidad y hoy el príncipe Carlos, a través de un comunicado del Palacio de Kensington, ha anunciando la gran noticia: el hijo pequeño del Heredero se casará con la actriz estadounidense.


“Su Alteza Real el Príncipe de Gales está encantado de anunciar el compromiso del príncipe Harry con la señorita Meghan Markle. La boda tendrá lugar en la primavera de 2018. Más detalles sobre el día de la boda serán anunciados a su debido tiempo. Su Alteza Real y la Señorita Markle se comprometieron en Londres a principio de este mes. El Príncipe Harry ha informado a Su Majestad, la Reina, y a los otros miembros cercanos de su familia. El Príncipe Harry también ha recibido el constemiento de los padres de la Señorita Markle. La pareja vivirá en Nottingham Cottage en el Palacio de Kensington" se puede leer en el comunicado de Carlos de Inglaterra. 

Los Duques de Cambridge no han tardado en sumarse a las felicitaciones: "Estamos muy emocionados por Harry y Meghan. Ha sido maravilloso que Harry conociera a Meghan y ver lo felices que están juntos".  Los abuelos del Príncipe también ha felicitado a la feliz pareja: "La Reina y el Duque de Edimburgo están encantados por la pareja y les desean toda la felicidad".

Los padres de la californiana, Doria Radlan y Thomas Markle, también se han pronunciado ante el compromiso de su hija con el Príncipe y lo han hecho en un comunicado que han compartido las propias redes sociales de la Casa Real. “Estamos increíblemente felices por Meghan y Harry. Nuestra hija siempre ha sido una persona amable y cariñosa. Verla junto a Harry, con quien comparte las mismas cualidades, es una gran alegría para nosotros como padres. Les deseamos una vida de felicidad y estamos muy emocionados por su futuro”.

Fue en octubre de 2016 cuando comenzó a sonar el nombre de la protagonista de Suits como el nuevo amor del Príncipe. “Esta perdidamente enamorado”, publicaron entonces los medios británicos. La expectación ante la que podría ser la nueva novia de Harry –tras dos relaciones conocidas, Chelsy Davy y Cressida Bonas- era máxima y un mes después el Palacio de Kensington se vio obligado a emitir un comunicado oficial en el que pedía respeto para “la novia” del Príncipe. Allí estaba la confirmación y la primera piedra del camino de este compromiso, ya que no es habitual que la Casa Real confirme una relación hasta que no se hace oficial.

 

His Royal Highness Prince Henry of Wales and Ms. Meghan Markle are engaged to be married. The Prince of Wales made this announcement this morning: His Royal Highness The Prince of Wales is delighted to announce the engagement of Prince Harry to Ms. Meghan Markle. The wedding will take place in Spring 2018. Further details about the wedding day will be announced in due course. His Royal Highness and Ms. Markle became engaged in London earlier this month. Prince Harry has informed Her Majesty, The Queen and other close members of his family. Prince Harry has also sought and received the blessing of Ms. Markle's parents. The couple will live in Nottingham Cottage at Kensington Palace.

Una publicación compartida de Kensington Palace (@kensingtonroyal) el

Tres años mayor que el Príncipe, nacida en Los Ángeles, divorciada desde el año 2013 del productor de cine Trevor Engelson, 'instagramer' de éxito y una amante del trabajo humanitario... El “currículum” de Meghan Markle, más allá del perfil profesional dio la vuelta al mundo, todo el mundo quería conocer a la novia del Príncipe. Después se sabría que cuando su relación se destapó llevaban ya seis meses de discreto amor y de muchos kilómetros entre Canadá y el Reino Unido. Así lo contó la propia Meghan Markle en la primera entrevista en la que habló abiertamente de su relación con el Príncipe: “Somos felices y estamos enamorados”, dijo en una entrevista con Vanity Fair. Desde entonces, el Príncipe y la actriz ha ido con paso firme hacia el “sí, quiero”.

Durante años Harry ha sido el soltero de oro de las monarquías europeas, carismático, con un don especial para llegar a la gente y un poderoso activo dentro de la monarquía británica. Hay que recordar que en solo tres ediciones ha hecho los Juegos Invictus mundialmente conocidos, en los últimos años ha sido el miembro de la Familia Real que más kilómetros ha recorrido representando a la Reina y ya ha estado presente en banquetes de Estado e incluso representando a su abuela ante Jefes de Estado en el propio Reino Unido, como ocurrió durante el histórico viaje de don Felipe y doña Letizia al país de la “Union Jack” el pasado julio.

Otro brillante papel es el que Harry –sexto en la línea de sucesión al trono cuando nazca el tercer hijo de los Duques de Cambridge- ha desempeñado durante este verano al lado de su hermano con motivo del 20º aniversario del fallecimiento de Diana de Gales. Para algunos fue precisamente ese homenaje el que retraso la primera aparición pública de la pareja, ya que no deseaban que nada robara protagonismo a un verano en el que honrar la memoria de Diana era la prioridad. En ese sentido, tampoco se esperaba este compromiso antes del 20 de noviembre, ya que nada debía eclipsar los 70 años de casados de la Reina de Inglaterra y el Duque de Edimburgo. Siguiendo esa línea se llegó a especular si Harry y Meghan esperarían al nacimiento del tercer hijo de los Duques de Cambridge pero no ha sido así.

Meghan y Harry han cumplido metódicamente con cada uno de los pasos, por ejemplo siguiendo la regla no escrita del “no ring, no bring” durante la boda el pasado mayo en la boda de Pippa Middleton. Entonces se barajó una primera aparición pública pero finalmente Harry acudió con Guillermo a la iglesia y Meghan se unió de forma discreta a la recepción. Más trasgresores fueron finalmente en su primera aparición pública, en un momento y un lugar que no pudo estar mejor escogido. Meghan y Harry –de la mano, en este detalle está el punto “rebelde” ya que esas muestras de cariño en público no son habituales dentro de la familia Windsor- acudieron juntos a un partido de tenis de los Juegos Invictus en Toronto, ciudad de residencia de ella y en donde rodaba Suits. Esta pareja del siglo XXI también ha cumplido con la Ley de Matrimonios Reales que los descendientes del Rey Jorge siguen a rajatabla desde el siglo XVIII, recibiendo por tanto el consentimiento de la Reina para poder casarse.

Desde entonces han tenido lugar una sucesión de “capítulos” que conducían inequívocamente hacía el “sí, quiero”. Mientras los seguidores de la serie se preguntaban si habría una octava temporada con el personaje de Rachel Zane, Meghan y Harry tomaban el té en el Palacio de Buckingham con la Reina de Inglaterra. Semanas más tarde se confirmaba la salida de Meghan de la serie y los movimientos de la actriz, con su desembarco en el Reino Unido, ponían en evidencia que el otoño de 2017 era su etapa de transición de cara al anuncio de hoy. ¡La Boda Real está en marcha!

Más sobre

Regístrate para comentar