Buckingham anuncia que el Duque de Edimburgo se retira de la vida pública

Isabel II, por su parte, 'seguirá manteniendo un programa completo de compromisos oficiales' con el pleno apoyo de los miembros de la Familia Real

El Duque de Edimburgo dejará de participar en actos públicos de la Casa Real a partir del próximo otoño, según ha anunciado este jueves el Palacio de Buckingham en un comunicado tras la reunión convocada con todo su personal. "El Duque de Edimburgo ha decidido que no atenderá compromisos públicos a partir de otoño", afirma el texto, que precisa que el consorte ha contado "con todo el apoyo de la Reina" al tomar su decisión.

El Duque, de 95 años, mantendrá los compromisos adquiridos hasta finales de agosto, tras lo cual ya no aceptará invitaciones, aunque "puede ser" que en el futuro asista a eventos públicos de su elección, dice la nota. 

El Duque de Edimburgo es patrón, presidente o miembro de más de 780 organizaciones, con las cuales "seguirá estando asociado", aunque no desempeñará "un papel activo". La reina Isabel II, por su parte, "seguirá manteniendo un programa completo de compromisos oficiales" con el pleno apoyo de los miembros de la Familia Real.

Tras horas de incertidumbre, el Palacio de Buckingham ha comunicado el motivo de la reunión convocada por la Casa Real británica, un encuentro que ha provocado un sinfín de rumores desde primera hora de la mañana, incluso referidos al estado de salud de la Reina o el Duque de Edimburgo.

Buckingham se pronuncia tras los rumores desatados por la reunión en palacio

La última aparición pública del Duque de Edimburgo antes de anunciar su jubilación

En vídeo: Así fue la boda de la reina Isabel II y el Duque de Edimburgo

Tal ha sido la avalancha de informaciones contradictorias que fuentes del palacio real se han pronunciado al respecto, asegurando que no existía ninguna emergencia, y que la reunión no era nada fuera de lo común. “No hay de qué preocuparse”, confirmaba un portavoz de Buckingham a HELLO!. Y así ha sido. Afortunadamente, Isabel II (91 años) y su marido (95 años) gozan de buen estado de salud tras superar los problemas que tuvieron la pasada Navidad, cuando un fuerte resfriado impidió a la soberana asistir al servicio religioso en Sandringham. De hecho, ambos cumplieron ayer con su agenda. La Reina recibió en audiencia a la primera ministra británica Theresa May, y el Duque inauguró un estadio de cricket. 

Más sobre