Sarah Ferguson disfruta de la noche de Londres en la buena compañía de sus hijas y su buen amigo Manuel Fernández

La Duquesa abandonó el exclusivo club Loulou's en Mayfair del brazo de su acompañante español, al que la prensa británica se refiere como su 'expareja'

Beatriz y Eugenia de York están de nuevo en casa y Sarah Ferguson está disfrutando de un tiempo en familia largamente esperado en los últimos meses en los que sus hijas hacían las Américas. A sus planes de fin de semana, de noche en el exclusivo club Loulou's en Mayfair y de día en Battersea Park para asistir a la segunda temporada de la Fórmula E en Londres, se ha sumado también su pandilla y en especial su buen amigo, Manuel Fernández, al que la prensa británica califica como su “expareja” y del que ella dijo que era una persona maravillosa.

york-3VER GALERÍA

Si les une realmente una mera amistad, como siempre han insistido; si algo más, como sugerían algunas imágenes de la pareja, o si ahora algo menos, como apuntan desde marzo los medios de comunicación locales tras su supuesta ruptura, no hay certeza. Pero lo que sí es seguro es que su relación, del tipo que fuere, persiste los embates del rumor: esta semana se les ha vuelto a ver juntos en dos ocasiones. Primero, la Duquesa de York disfrutó de la noche londinense en la buena compañía de sus hijas, las princesas Beatriz y Eugenia de York, de 27 y 26 años respectivamente, y de su acompañante español, con quien abandonó del brazo el exclusivo local, ambos ajenos a la prensa. Segundo, en los circuitos de la Fórmula E, donde esta vez sí posaron sonrientes para los fotógrafos.

La Duquesa lució para la salida de la noche un vestido de fiesta con volante flamenco, mientras que Manuel Fernández llevaba a esas altas horas de la madrugada una versión informal, con la pajarita desabrochada, y más moderna del tradicional esmoquin, con una chaqueta de terciopelo, que combinó con unos mocasines del mismo género conocidos como slippers. Las Princesas de York, que a su regreso de la Gran Manzana han cosechado elogios de elegancia en sus apariciones oficiales junto a la Familia Real británica, este fin de semana se decantaron por dos vestidos de noche de tendencia. La princesa Beatriz eligió un vestido bicolor con falda plisada y la princesa Eugenia optó por el siempre elegante negro con cutouts de encaje.

york-1VER GALERÍA

-Las primeras declaraciones de Sarah Ferguson sobre su relación con el español Manuel Fernández

-El acompañante español de Sarah Ferguson, todo un caballero con ella en la boda de Bob Geldof

-Empresario y con una triste historia familiar… Así es el acompañante español de Sarah Ferguson


La Duquesa de York y Manuel Fernández captaron la atención de las cámaras en el Festival de Cannes a finales de mayo de 2015, cuando llegaron juntos en un yate de lujo, con otros amigos. La pareja, a la que les presentó un amigo en común en 2014, posó junta y disfrutaron de la velada en el hotel Cap-Eden-Roc. Fue entonces cuando muchos comenzaron a preguntarse quién era el hombre misterioso que iba con Sarah. Días más tarde, viajaron a Asturias, vía Madrid, y lejos de ser una visita discreta, “una empleada de la dirección general del Turismo del Principado le entregó un ramo de flores a su llegada y el comandante del avión salió a saludarlos”, así lo contaba La Nueva España el 30 de mayo de 2015, con unas fotografías en las que se veía como Manuel Fernández, del que todavía se desconocía su identidad, esperaba con las maletas mientras Sarah era fotografiada. Luego protagonizaron románticos momentos en la boda de Bob Geldof.

york-5VER GALERÍA

La Duquesa, que estuvo casada con el príncipe Andrés diez años, residió en el Royal Lodge en Windsor con su exmarido hasta el pasado mes de agosto, casi 20 años después de su divorcio. Y es que el príncipe Andrés, su exmujer y sus hijas siempre ha sido una familia unida, que ha disfrutado unida de vacaciones, graduaciones o cumpleaños. Manuel, por su parte, ha dedicado su vida a la campaña contra la violencia doméstica tras el brutal asesinato de su hermana en 2008. Este suceso fue el que llevó por primera vez una fotografía de Manuel a los medios de comunicación, una imagen en la que posaba junto a su hermana, Maria Stubtings, y en el que reclamaba justicia para su caso desde las páginas de The Guardian.

La vida es un hermoso regalo hecho con puro amor, hay que vivir bien”, con esta vitalista frase se presenta el asturiano en otro de sus negocios, vVoosh. Un portal sobre estilo de vida, que invita a conectar con gente y compartir viajes y otras experiencias. Por el momento ellos comparten (o vuelven a compartir) el fin de semana.

Más sobre