Cressida Bonas ya brilla como la estrella que quiere ser

La que fuera novia del príncipe Harry deslumbró con un mini vestido de lentejuelas en la presentación de la colección crucero de Dior celebrada en el Palais Bulles en Théoule-sur-Mer, a las afueras de Cannes

Directa hasta el cielo. Cressida Bonas apunta alto y ya brilla como la estrella que quiere ser. Ayer se aseguró que todos los ojos se fijaran en ella cuando apareció despampanante en el último desfile de moda de Dior con un minivestido negro de lentejuelas. La exnovia del príncipe Harry, actriz en ciernes e imagen de la última campaña de Mulberry, en la que demuestra su don para la danza, paseó sus interminables piernas en la presentación de la colección de crucero de la Maison francesa que tuvo lugar en el Palais Bulles en Théoule-sur-Mer, Francia, a las afueras de Cannes, que estos días se convertirá en capital del séptimo arte y acogerá a una resplandeciente constelación de Hollywood.

cressida-bonas-3VER GALERÍA

Cautivó con un vestido de cuello alto y falda corta, que combinó con unos stilettos con puntera negra y transparencias. Compensó lo arreglado de su atuendo con su característico sello de moderno desaliño conseguido gracias a un recogido informal, un pañuelo de seda alrededor de su muñeca y un pequeño bolso de mano geométrico. Optó, como es habitual en ella, por un maquillaje natural, apenas un rubor en las mejillas y un brillo en los labios. La bella Cressida, que hasta su ruptura tenía futuro de princesa y sueños de artista, ayer en las proximidades a Cannes, cuando está a punto de comenzar el certamen de cine más prestigioso del mundo, y desfilando entre otras estrellas, como Dakota Fanning, Marion Cotillard y Zoe Kravitz, seguro consiguió hacer muchos de ellos realidad.

Su carrera como de actriz continúa imparable desde su debut en los escenarios londinenses el pasado mes de enero. En su estreno sobre las tablas, Cressida convenció al público con su trabajo en la obra, Hay un monstruo en el lago, y luego ha seguido cosechando éxitos en el nuevo montaje de la celebérrima obra de Oscar Wilde, La importancia de llamarse Ernesto, en el que Cressida da vida a Cecily Cardew, la protagonista femenina. El príncipe Harry estuvo arropándola en el estreno de la obra, a pesar de que su relación sentimental terminó hace un año.

No era la primera vez desde su separación que ambos coincidían en alguna celebración o acudían a un acto en apoyo del otro - ella asistió en septiembre pasado a la primera edición de los Juegos Invictus, una competición deportiva creada por el príncipe para homenajear a los heridos de guerra -, lo que ha contribuido a alimentar en más de una ocasión los comentarios sobre un posible acercamiento. Sin embargo, la publicación de unas fotografías de la guapa aristócrata junto a Harry Wentworth-Stanley el Día de los Enamorados enfrió en aquel momento las especulaciones que hablaban de una aproximación de la antigua pareja.

cressida-bonas-4VER GALERÍA

Cuentan quienes la conocen que Cressida Bonas quiere hacerse un nombre por sí misma y no por su conexión con la realeza inglesa. Todo apunta a que la exnovia del príncipe Harry, que se graduó en la Escuela de Arte Dramático y Danza de Labán en Greenwich, lo conseguirá y que llegará alto en el firmamento porque se avecinan grandes momentos en su carrera de actriz, que ha despegado a gran velocidad. Y es que recientemente cayó en sus manos su primer papel en la gran pantalla junto a la dama Judi Dench y Cara Delevingne en Fiebre del tulipán, de Harvey Weinstein.

El cineasta le augura un gran éxito: "La gente descubrirá que ella es una actriz fantástica", dijo Harvey. "Será el primero de muchos papeles para ella". Luego pasó a elogiar a Cressida, que salió con el príncipe Harry durante dos años, por no utilizar sus contactos para conseguir sus papeles. "Ella no se está aprovechando de su perfil mediático", añadió.

kravitz-VER GALERÍA

También circula la información de que Cressida está en conversaciones para aparecer en Downton Abbey. La actriz dice que es una gran fan del drama de época y que se reunió recientemente con el creador de la serie, Julian Fellowes, para discutir la posibilidad de un papel. "Conoció a Julian en el periodo previo a los Globo de oro", dijo una fuente al Daily Star. "Aunque fue una charla muy informal, Julian decía que estaba enormemente impresionado con ella. Incluso prometió concertar una reunión con el director de casting de la serie en el Reino Unido para hablar sobre un posible cameo en la próxima temporada, que puede conducir a un papel más permanente". Puede (o no) que jamás reine en la Corte, pero todo apunta que en tal caso desde luego reinaría en la corte celestial del cine.


dior-2VER GALERÍA

Más sobre