Publican cartas privadas de la Reina Madre que revelan su reticencia a casarse con el que fue su marido, el rey Jorge VI

Un libro escrito por su biógrafo oficial, William Shawcross, recoge algunos extractos de la correspondencia de la madre de Isabel II de Inglaterra

 


Elizabeth Bowes-Lyon contrajo matrimonio con el segundo hijo del rey Jorge V, el Duque de York, el 26 de abril de 1923 en la abadía de Westminster. Sin embargo, muy pocos sabían hasta ahora qué fue lo que pasó durante esos meses en los que su relación se fue forjando poco a poco. Tal y como refleja la oscarizada película El discurso del rey, la Reina Madre fue el principal apoyo de su marido, el rey Jorge VI, y le defendió siempre a capa y espada, pero según han revelado unas cartas de la soberana británica, el principio de su romance no fue de color de rosa.

El libro Counting One's Blessing: The Selected Letters of Queen Elizabeth the Queen Mother, autorizado por la Reina para celebrar su Jubileo de Diamante y escrito por su biógrafo oficial William Shawcross, desvela algunos extractos de la correspondencia privada desde su infancia hasta su fallecimiento en el año 2002. En ellos, una joven Elizabeth le confiesa al Duque de York, al que ella llamaba cariñosamente Bertie, que no está preparada para ser algo más que amigos y tiene miedo a entrar a formar parte de la familia real. "Querido Príncipe Bertie: Tengo que escribir una sola línea para decir lo mucho que siento lo de ayer. Me entristece pensar en ello. Ha sido tan encantador con todo... Espero que por favor me perdone. Lo que más me preocupa es que pensar que sea infeliz, espero que no. De todos modos, podemos ser buenos amigos ¿no? Por favor, véame sólo así. Jamás diré nada sobre nuestras charlas, se lo prometo. Sinceramente suya, Elizabeth", le escribió el 28 de febrero de 1921.

 


La Reina Madre rechazó la propuesta de matrimonio del Duque de York en más de una ocasión, sin embargo, con el paso del tiempo y la insistencia del futuro rey Jorge VI, Elizabeth terminó dándose cuenta de que lo que realmente sentía por su querido Bertie era algo más que una simple amistad. "Te amo Bertie, y estoy segura que con el tiempo te amaré más y más", confesó al aceptar, por fin, su proposición.

A los pocos meses, se cumplió el sueño del Duque y la pareja se dio el 'sí, quiero' en la abadía de Westminster, precisamente el lugar donde décadas más tarde contraerían matrimonio el príncipe Guillermo y la duquesa de Cambridge. Fruto de su amor nacieron sus dos hijas: Isabel (1926), que más tarde se convertiría en la Reina Isabel II de Inglaterra, y Margarita (1930).

En estas cartas, ni la Reina Madre ni su marido sabían todavía lo que el futuro les había preparado. Tras la muerte de su padre, el rey Jorge V, y tras la escandalosa abdicación de Eduardo VIII para poder casarse con su amada Wallis Simpson, Bertie, afectado desde siempre de un angustioso tartamudeo, ascendió al trono como Jorge VI de Inglaterra el 12 de mayo de 1937.

Más sobre

Leer más