Las románticas vacaciones de los Duques de Cambridge antes de su forzosa separación

El príncipe Guillermo ha puesto rumbo a las islas Malvinas para ejercer labores de rescate como cualquier otro miembro de las fuerzas armadas

nullVER GALERÍA

 

Los duques de Cambridge pasarán seis largas semanas lejos uno del otro, pero al menos en la distancia les acompañará el recuerdo de unas románticas vacaciones. Y es que antes de su separación forzosa debido a las labores de rescate del príncipe Guillermo en las Malvinas como miembro de las Fuerzas Armadas, los duques disfrutaron de una segunda luna de miel en una paradisíaca isla privada del Caribe.

Pusieron rumbo a Mustique. Una isla que conocen bastante bien, ya que la habían visitado por lo menos en otras cuatro ocasiones anteriores, y donde la pareja podría disfrutar del sol, del mar y –lo más importante de todo– de la intimidad. Como muestran las imágenes, los duques han disfrutado de unos días de todo lujo. La propiedad que han escogido, Aurora House, se encuentra en la costa este de la isla, se alquila por alrededor de 14.000 euros la semana y ofrece formidables vistas del mar Caribe y el océano Atlántico.

La casa principal tiene a su disposición un mayordomo, un jefe de cocina y la compañía de un perro llamado Reggie que los duques, que acaban de ampliar la familia con un cachorro de cocker spaniel, sin duda habrán agradecido. Otros lujos incluyen una piscina de casi 14 metros, climatizada en los meses de invierno, con solarium, así como también dos todoterrenos para rápidas excursiones alrededor de la isla. Decorada con un estilo colonial actual por la compañía establecida en Londres Grant White Design, la casa cuenta con un enorme salón, una casa cenador con belvedere y una habitación con todos los medios de alta tecnología (Wi-Fi, DVD, iPod…) y piano.

En la casa principal, hay tres dormitorios suite con baño, pero a pocos metros, anidada en el jardín, se encuentra Jasmine House, una casa aledaña a la principal que alquilan con frecuencia los recién casados, donde se piensa que los duques se han hospedado esta vez. La pareja se unió al resto de la familia Middleton, los padres de la duquesa, Michael y Carole Middleton, y sus hermanos, Pippa y James, en sus vacaciones de invierno aprovechando un hueco en la agenda del príncipe Guillermo antes de que esta semana partiera a las Malvinas de servicio como parte de su instrucción de rescate en las fuerzas armadas. Un remanso de paz antes de la batalla. 

nullVER GALERÍA

Más sobre

Leer más