La princesa Beatriz de Inglaterra sufre dislexia

by hola.com La princesa Beatriz de Inglaterra, hija de Andrés de Inglaterra y nieta de la reina Isabel, sufre dislexia. Lo confesó su madre, Sarah Ferguson, durante una visita benéfica a una escuela del barrio marginal de Peckham, en el sur de Londres.

‘Mi hija es un poco disléxica’, reveló Fergie, apelativo con el que se la conoce en su país. Según dijo, su hija es consciente de su problema desde que a los siete años se diera cuenta de que, mientras su hermana menor, Eugenia, aprendía a leer con rapidez, ella apenas reconocía las letras. Ahora, tras una década de sufrimiento y lucha en silencio, Beatriz de York ha decidido dar a conocer públicamente su problema. Una alteración en el proceso de aprendizaje de la lectura, causada por una mínima disfunción en el cerebro, que presenta una de cada diez personas, tanto niños como adultos, con una capacidad intelectual normal.

La princesa, de dieciséis años, ‘es una chica encantadora’, afirmó su madre. Es una enamorada de la historia y quería aprenderla, pero sus problemas con la lectura dificultan sus estudios. Sin embargo, ‘no se frustra, y yo me frustraría’, afirmó la ex nuera de la Reina al destacar su fuerza de voluntad. De hecho, la hija mayor de la duquesa de York es muy buena hablando francés, en matemáticas y en teatro, igual que su madre. Además, recibe clases de apoyo para superar su trastorno. ‘Si no recibes una educación, vives en la ignorancia, y yo no podía permitir que mi hija no tuviera perspectivas de futuro’, dijo Sarah, y añadió: ‘Si no enseñas a los niños a leer y a escribir, les estás condenando a la exclusión, al paro y al crimen y no hay nada más frustrante que no poder expresarte por ti mismo -acaban cayendo en un círculo vicioso’.

‘Imagine que no me hubiese dado cuenta que mi hija padece dislexia -tendría en un grave problema. Ahora sale y habla en público porque se ha hecho escuchar. ¿Acaso no tienen los niños derecho a ser escuchados?’, comentó Fergie.

Ayuda benéfica a la causa
La antigua mujer del príncipe Andrés realizó estas declaraciones durante su visita al centro de Peckham, al que asistió como patrona de Springboard for Children. Se trata de una organización benéfica que ayuda a los niños de barrios pobres con dificultades para leer y escribir. Sarah Ferguson dijo que su hija era una de las razones por las que apoya esta causa. Pero además, Sarah reveló que, como su hija, ella también tuvo un problema similar durante sus años de estudiante y le costó ‘mucho tiempo’ aprender a leer. ‘Yo tuve un problema en el colegio. Creo que ahora estoy bien, pero pienso que lo he logrado porque me costó mucho tiempo aprender a leer y nadie me escuchaba’.

Más sobre: