El príncipe Harry pide disculpas a la comunidad judía por su 'disfraz nazi'

Tras la polémica portada del rotativo británico The Sun donde aparecía el príncipe Harry llevando un disfraz con el símbolo nazi, el propio hijo de Carlos de Inglaterra ha escrito una carta a la máxima autoridad de la comunidad judía británica, el rabino Jonathan Sacks, para pedir disculpas por la utilización de un disfraz con un símbolo nazi.

Al parecer, y según se hacen eco los periódicos británicos, el [príncipe Harry] también pidió reunirse en privado con el rabino Sacks, tras consultar con su padre, el [Príncipe de Gales], que insistió en mantener el encuentro en el más absoluto secreto, en un intento por alejar al joven Príncipe de los titulares de la prensa hasta que ingrese en mayo en la Real Academia Militar de Sandhurst.

Por su parte, Clarence House no ha querido confirmar si la reunión se haya llevado a cabo alegando que "no pueden hacer ningún tipo de comentario sobre las conversaciones privadas que respectan al Príncipe". El portavoz del líder religioso judío en Reino Unido tampoco quiso desvelar nada al respecto declarando que "no tenemos ningún comentario que hacer sobre ningún encuentro o correspondencia mantenida entre nuestra oficina y Clarence House".

Disculpas y un castigo
Tras la presión recibida desde múltiple sectores, incluidos líderes políticos y la prensa, el tercer heredero en la sucesión de la corona pidió perdón, en un comunicado a los pocos días de que comenzara la polémica: "Siento mucho si he ofendido a alguien. Fue una mala elección del traje y pido disculpas por ello". La publicación de la fotografía del Príncipe con el uniforme nazi del desierto y la esvástica causó indignación tanto dentro como fuera del país y eran muchos los que le pedían que se disculpara públicamente, sin embargo, Carlos de Inglaterra se ha mostrado opuesto a esta idea.

Más sobre

Leer más