Podrá pilotarlo o ducharse a bordo: así es el nuevo avión privado del rey Guillermo de Holanda

Se trata de un Boeing 737 Business Jet que incorpora la última tecnología y que podrá ser usado tanto por los monarcas como por los miembros del gobierno del país

Ni los reyes Guillermo y Máxima de Holanda ni los ministros del país lo han estrenado todavía, pero los ciudadanos ya conocen prácticamente cada detalle del nuevo avión del gobierno que se presentaba hace solo unos días ante los medios de comunicación y que se pondrá en servicio el próximo mes de agosto. Es, al menos, lo que afirma la prensa local, que ha desvelado cómo es el aparato y, sobre todo, las prestaciones con las que cuenta. Entre ellas destaca un exclusivo y lujoso baño con ducha incorporada que permitirá a sus ocupantes asearse durante los viajes. Eso sí, solo podrán hacerlo durante 20 minutos en total, que es la capacidad de agua que posee la aeronave.

Máxima y Guillermo de HolandaVER GALERÍA

Se trata de un Boeing 737 Business Jet (BBJ) cuyas dimensiones nada tienen que envidiar a las de cualquier habitación de hotel espaciosa. Valorado en cerca de 90 millones de euros, podrá ser pilotado por el propio monarca, dado que es la aerolínea KLM la responsable de este avión y es precisamente en esta compañía donde Guillermo de Holanda está autorizado para operar. Tanto él como el resto de pilotos podrán volar sin escalas desde los Países Bajos hasta, por ejemplo, las Antillas, pues el aparato cuenta con tanques de queroseno adicionales y está preparado para realizar vuelos transoceánicos.

'Abróchense los cinturones', Guillermo de Holanda va a despegar

 

El Boeing dispone de la última tecnología: conexiones USB por todas partes, altavoces integrados no visibles, transmisión de vibración de sonido en cabina sobre paneles (por lo que el ruido en cabina se reduce notablemente), grandes pantallas planas (una de ellas de 42 pulgadas), sistema de audio y vídeo a la carta... todo para que los reyes de Holanda puedan trabajar mientras viajan, preparar sus actos oficiales o incluso disfrutar de películas a bordo si lo prefieren. En cuanto al diseño, predomina la madera de nogal y los amplios y cómodos sillones plagados de cojines con motivos holandeses como los tulipanes, los molinos de viento o los canales.

Máxima y Guillermo de HolandaVER GALERÍA

Desde fuera no parece un avión holandés, sino una típica aeronave comercial. Los detalles son muy sutiles. Tal y como explica John Pritchard, director de Fokker, el tono azul característico del Gobierno está muy presente y el naranja únicamente aparece en lugares muy puntuales como el ala. En cuanto al interior, recuerda curiosamente al despacho de Guillermo de Holanda, quizás para que le resulte más cómodo viajar y para que pueda trabajar con mayor comodidad mientras tanto. Este avión que próximamente podrán usar por primera vez los reyes se suma a otro estreno que protagonizaron hace poco: su residencia de Huis ten Bosch, que en los últimos meses ha sido sometida a diversas reformas y que ahora luce como nueva.

Más sobre