Máxima de Holanda: de Sevilla a Etiopía sin perder la sonrisa

Tras disfrutar de la Feria de Abril, la Reina puso rumbo al país africano para realizar una visita de trabajo

Después de pasar unos días en la Feria de Abril con su marido y sus tres hijas dejándonos boquiabiertos con su arte para bailar sevillanas, Máxima de Holanda colgó el traje de flamenca hasta nuevo aviso y retomó el trabajo con un viaje de dos días a Etiopía. Lejos de regresar a su país, la Reina aún se dirige mucho más al sur en calidad de asesora del Secretario General de la ONU, cargo que ostenta desde 2009 para promover la inclusión financiera de colectivos en riesgo de exclusión social, como las mujeres o los refugiados, en países en vías de desarrollo.

¡Entre sevillanas y rebujitos! Así fue la visita e los Reyes de Holanda a la Feria de Sevilla

maxima5-gtresVER GALERÍA

maxima2-gtresVER GALERÍA

Con su característica sonrisa, Máxima de Holanda llegó a Addis Abeba este lunes y fue recibida en el aeropuerto por el embajador de holandés en el país Bengt van Loosdrecht y por un representante del Ministerio de Asuntos Exteriores etíope. El primer día de trabajo arrancó con una reunión con una de las oficinas de la ONU con el titular de Finanzas del país y  el de Innovación y Tecnología.

maxima6-gtresVER GALERÍA

maxima7-gtresVER GALERÍA

Este martes cambiaba la sobriedad del traje de chaqueta negro que lució el primer día por un vestido color caqui con cinturón y grandes pendientes para proseguir con sus obligaciones. La Reina ha ofrecido una conferencia junto a otros socios implicados en el desarrollo de la región y representantes del sector privado y también ha querido conocer los problemas sobre el terreno para lo que no ha dudado en visitar una granja e incluso colaborar con las tareas de los agricultores. Además su agenda también prevé un encuentro con la presidenta del país Sahle-Work Zewde y el primer ministro Abiy Ahmed.

maxima4-gtresVER GALERÍA

La labor de Máxima de mano de la ONU en este y en otros países africanos se dirige a solventar la situación de más de dos tercios de la población que, en el caso de Etiopía, no tiene acceso a cuentas de ahorro o préstamos bancarios, un problema que se agrava para los grupos en riesgo de exclusión. Se espera que el desarrollo de la banca móvil ayuda a mejorar la situación, pero para ello es necesario que el Gobierno extienda el suministro de electricidad e Internet, que actualmente solo llega al 43% de la población. La Reina de Holanda, que visita Etiopía por segunda vez desde que fue nombrada asesora del secretario general de la ONU, siempre ha estado muy implicada en las cuestiones relacionadas con la ayuda humanitaria y el desarrollo.

Más sobre