Conciertos, competiciones deportivas y ¡una gran fiesta! en el cumpleaños de Guillermo de Holanda

Este sábado es un día clave en el país, dado que el rey sopla 52 velas, por ello están previstas numerosas actividades para las que la Familia Real ya está lista

Holanda se ha vestido de gala este sábado para conmemorar el tradicional Día del Rey, una jornada en la que se celebra el nacimiento del rey Guillermo de los Países Bajos hace 52 años y que está plagada de actividades de toda índole y eventos multitudinarios en los que pueden participar todos aquellos ciudadanos que lo deseen. Fiesta, por tanto, en la tierra de los Orange, concretamente en la ciudad de Amersfoort (Utrecht), la elegida para acoger este año los festejos. Hasta allí se desplazaba la Familia Real holandesa alrededor de las 11 de la mañana y lo hacía de lo más sonriente y elegante, como suele ser habitual en ellos, tal y como se puede ver en la fotografía oficial hecha pública por la Institución.

¡Una auténtica fiesa! Así fue la celebración de 2018

Familia RealVER GALERÍA

Como cada año, la localidad seleccionada en cada edición suele volcarse a lo largo de varios meses con los preparativos de la gran celebración, para que todo salga perfecto ese día. Todo se tiñe de naranja, las fachadas se adornan y las banderas, la música y los mercadillos pueblan las calles. Es, sin duda, uno de los días festivos más esperados y divertidos de Holanda durante todo el año. Es justamente el ambiente que encontraron a su llegada los reyes Guillermo y Máxima de Holanda, acompañados de sus tres hijas, Amalia, Alexia y Ariane. Tras ser recibidos por el alcalde de Amersfoort, Lucas Bolsius, todos ellos recorrieron a pie el centro histórico de la ciudad, cuna del célebre pintor Piet Mondriann, saludando a su paso a los ciudadanos.

Familia RealVER GALERÍA

A lo largo del paseo, que se alargó desde el antiguo monasterio Mariënhof -con más de 500 años de historia- hasta la plaza Eemplein, la Familia Real fue testigo de pequeñas muestras de teatro, actuaciones musicales, lecturas de cuentos y hasta una representación de una compañía de ópera. Al final del recorrido les esperaba la gran fiesta: conciertos de conocidos artistas holandeses, competiciones de fútbol y baloncesto y, finalmente, el himno nacional, con el que se puso fin a los festejos pasada la una de la tarde, no sin antes visitar una residencia de la tercera edad gestionada por un grupo de 100 mujeres.

Familia RealVER GALERÍA

Para la ocasión, la reina Máxima, que el pasado mes de marzo tuvo que someterse a una pequeña operación quirúrgica, optó por un modelo de la casa belga Natan, una de sus preferidas. Se trata de un traje pantalón beige con hojas naranjas bordadas, en clara referencia a la Casa Orange. Acompañó su estilismo de un sombrero de Fabienne Delvigne. Por su parte, su primogénita, Amalia, lució un vestido largo y entallado con estampado colorido. Mientras, Alexia se decantó por un vestido fucsia con encajes combinado con botas altas, y su hermana Ariane eligió un vestido negro y azul oscuro, combinado con chaleco negro y bailarinas.

Más sobre