El motivo de la reciente operación de Máxima de Holanda

La Reina ya se ha reincorporado al trabajo después de que una intervención quirúrgica le obligase a interrumpir su agenda la semana pasada

Después de que Máxima de Holanda tuviese que recuperarse de una operación la semana pasada, la Casa Real ya ha confirmado que el viernes la Reina se reincorporó al trabajo. No obstante, no ha dado más explicaciones acerca de las razones que la llevaron a pasar por el quirófano. La ausencia de la esposa de Guillermo de Holanda en el Día del Voluntariado celebrado el pasado 15 de marzo encendió todas las alarmas, por lo que la Casa Real explicó entonces a través de un comunicado publicado en su web que su baja se debía a una pequeña intervención médica sin entrar en más detalles.

maximaguillermo-gtresVER GALERÍA

Máxima de Holanda, sometida a una pequeña intervención quirúrgica

Según fuentes del programa de televisión RTL Boulevard, emitido este sábado, el objetivo de la cirugía, que se llevó a cabo en una clínica podológica, habría sido eliminar un juanete del dedo del pie. La Casa Real no ha querido pronunciarse sobre esta información, que explicaría su ausencia en NLdoet, una iniciativa de la Fundación Orange en la que el Rey ayudo a diseñar un jardín de cuento de hadas para niños pequeños. Fue el propio Monarca el que restó importancia al asunto durante el evento declarando que no había ninguna razón para preocuparse y que su esposa se encontraba “muy bien”.

guillermo2-gtresVER GALERÍA

Ya recuperada, pudimos ver a Máxima de Holanda el viernes en una visita a una comisaria de la ciudad de Utrecht junto a su esposo para mostrar su agradecimiento a las fuerzas de seguridad y a los servicios de emergencia por su actuación tras el atentado que tuvo lugar el pasado lunes que se saldó con tres víctimas mortales y tres heridos de gravedad.

Se trata de la segunda vez que la Reina de Países Bajos está de baja por enfermedad en cuatro meses. El pasado mes de noviembre, la esposa del rey Guillermo se vio obligada a cancelar su agenda oficial durante varias semanas por consejo médico. En aquella ocasión, en la que tuvo que suspender su viaje a Tanzania, la Casa Real desveló entonces que todo podía deberse a una "infección intestinal, aunque otras pruebas deben confirmar este diagnóstico". Finalmente, Máxima pudo retomar su agenda días antes de lo esperado gracias a una pronta recuperación.

Más sobre