El 'photobomb' y otros grandes momentos del posado de la Familia Real holandesa en la nieve

La sesión de fotos en las pistas de esquí tiene como objeto que los medios de comunicación no interfieran en las vacaciones de la Familia Real holandesa durante el resto de su estancia

La Familia Real de Holanda se encuentra de vacaciones en Lech, la localidad austriaca en la que los Orange disfrutan de su asueto invernal desde hace exactamente 60 años. Hoy, como cada año, estaba prevista la tradicional sesión de fotos, en la que se esperaba la asistencia de unos cincuenta representantes de los medios de comunicación. Además de los reyes Guillermo Alejandro y Máxima y de sus tres hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane, se encontraban en la cita de este año la princesa Beatriz, antigua soberana, y los príncipes Constantino y Laurentien con sus hijos, los condes Claus Casimir, Eloise y Leonore.

Las únicas ausentes fueron la princesa Mabel y sus hijas. La Casa Real holandesa ha informado que la viuda del príncipe Friso estuvo en Lech la semana pasada con las condesas Luana y Zaria, pero que no pudieron permanecer más tiempo y coincidir así con sus familiares en la sesión de fotos, debido a que el colegio, donde las Condesas estudian en Inglaterra, retomaba el curso esta semana.

orange-lech-1zVER GALERÍA

Amalia de Holanda, la mejor sustituta de la reina Máxima

Guillermo y Máxima de Holanda ya residen en el palacio de Huis ten Bosch

La Familia Real holandesa 'descongela' Lech a punto de 'flash'

Las condiciones meteorológicas hoy lunes han sido excelentes, con temperaturas en torno a los cero grados, muy lejos de los 22 grados bajo cero del año pasado que supuso que el posado fuera especialmente breve. De hecho, en esta ocasión el encuentro con la prensa se ha prolongado durante 20 minutos, convirtiéndose en una de los más extensos de los últimos años. La sesión de fotos en las pistas de esquí tiene como objeto que los medios de comunicación no interfieran en las vacaciones de la Familia Real holandesa durante el resto de su estancia en el enclave austriaco, acuerdo tácito entre prensa y Casa Real que se remonta a hace más de 15 años.

alexia-lech-1zVER GALERÍA

La sesión ha comenzado a las diez de la mañana y se ha caracterizado por el excelente humor de todos los participantes que han llegado incluso a hacer bromas entre ellos, como el rey Guillermo Alejandro y su sobrino el conde Claus Casimir, que se interpusieron con acrobacia incluida delante de las mujeres de las familia, protagonizando un divertido “photobomb”. Por una vez los chicos de la familia Orange han rivalizado con la reina Máxima, la sonrisa de Holanda, y arrancaron a las damas grandes carcajadas. Además de derrochar simpatía, no pusieron objeción en quitarse las gafas de sol, algo que suele ser problemático.

El soberano holandés también se mostró cariñoso con sus chicas. Posó acaramelado con su mujer y, entre tanta fotografía, se le vio dedicando algún comentario mimoso o divertido a sus hijas, tres mujercitas. Amalia, Alexia y Ariane de Holanda, de quince, trece y once años respectivamente, lucieron al igual que sus primas, las condesas Eloise y Leonore, sus largas melenas rubias y la última moda para el deporte blanco, que ahora prima en negro. Las Princesas casi alcanzan en estatura a la reina Máxima, incluso en velocidad en las pistas, como demostró la Heredera en un descenso conjunto con su madre después de la sesión fotográfica. Tiempo al tiempo.  

photobomb-1zVER GALERÍA

Más sobre

Read more