maxima

Las lágrimas de Máxima de Holanda en su vuelta al trabajo

 

No ha sido un verano nada fácil para la reina Máxima de Holanda. La soberana ha tenido que afrontar uno de los golpes más duros que ha sufrido en su vida: el fallecimiento de su hermana, Inés Zorreguieta, quien fue hallada muerta en su apartamento de Buenos Aires el pasado 6 de junio. Máxima tiene las emociones a flor de piel, algo que se pudo ver en la vuelta su vuelta al trabajo. Tras las vacaciones, los reyes holandeses acudieron a la ceremonia de entrega de los Willemsorde, la mayor condecoración militar de los Países Bajos, y en un momento del acto, Máxima no pudo contener las lágrimas, pese a que intentó disimularlo con sus gafas de sol. 

Más sobre