La princesa Máxima 'reina' en México lindo

La reina Beatriz y los Príncipes de Orange inician un viaje de Estado de tres días en el país norteamericano

nullVER GALERÍA
PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA FOTOGRÁFICA

México lindo es estos días México requetelindo. La razón: la presencia de la princesa Máxima, que todo lo maximiza. Lo bonito, lo alegre, lo positivo... La belleza de los viajes oficiales. Como el que centra esta semana la agenda de los Orange. Beatriz de Holanda, acompañada de los Herederos, comenzó ayer una visita de Estado de tres días de duración a México, en respuesta a la invitación del presidente Felipe Calderón.

La Princesa de Orange no ha hecho las maletas al azar; ha querido dar su mejor imagen y lo ha conseguido. Ha causado sensación. Ha derrochado elegancia luciendo en todo momento un estilo cuidado y regio. Se ha decantado preferentemente por los sastres de corte femenino, combinados perfectamente con zapatos, sombreros y bolso, para el día, y se ha enfundado una segunda piel, vestidos nude, para la noche. Y si, ante semejante alarde de glamour, los mexicanos se han quitado el sombrero, la Princesa se lo ha puesto de mil y una maneras distintas en este viaje de Estado en el que el desarrollo urbano, la energía y la respuesta al cambio climático son asuntos principales, así como las posibilidades que se presentan en la nación azteca para las empresas holandesas. 

  

nullVER GALERÍA


La visita oficial comenzó en la capital mexicana, concretamente en el Altar de la Patria, -el monumento que conmemora la gesta de un grupo de cadetes el 13 de septiembre de 1847 durante la invasión estadounidense-, en donde la Soberana depositó una corona de flores. Tras este acto la Reina fue recibida con honores militares por el Presidente de la República mexicana, Felipe Calderón, y su esposa, Margarita Zavala, en el Palacio Nacional. A continuación, la reina Beatriz se reunió de forma privada con el mandatario mexicano.

Al mediodia la Soberana holandesa presidió una reunión de empresarios holandeses con las autoridades económicas mexicanas en la que estuvo también presente la Ministra de Economía holandesa, Maria van der Hoeven. Holanda se encuentra entre los inversores más importantes en México. El país norteamericano está interesado en la experiencia holandesa en la explotación de fuentes de energia como el gas y en a gestión del agua. Tras este encuentro la Reina visitó el Senado. La primera jornada del viaje se cerró con una cena de gala en el histórico Castillo de Chapultepec en la que tanto la Reina como el presidente Calderón leyeron sendos discursos. El menú consistió en un primer plato de sopa de flor de calabaza con aguacate, un segundo de róbalo a la veracruzana con arroz silvestre y chilacayotes rellenos de esquites y, como postre, tarta de Tejocote y café y té. 

 

nullVER GALERÍA  

 

La segunda jornada del viaje oficial de la Reina de Holanda y los Príncipes de Orange a México comenzó con una visita al Ayuntamiento de la capital azteca. La comitiva real fue recibida en el edificio municipal por el Alcalde, Marcelo Ebrard, que hizo entrega a la Soberana de las llaves de la ciudad de igual modo que su madre, la reina Juliana, las recibiera en la visita oficial de 1964. La Reina fue igualmente distinguida con el título de "huesped distinguida". El Alcalde conversó brevemente con la Soberana que, según las palabras del regidor está "muy preocupada de apoyar que tengamos ciudades más justas, que tengamos opciones mejores para la mayoría de nuestra población". Tras esta visita al Ayuntamiento los ilustres visitantes tuvieron oportunidad de pasear por las calles de la capital mexicana y admirar la espectacular Plaza del Zócalo.

El siguiente punto del programa fue una reunión con varios sociólogos, arquitectos y urbanistas sobre el desarrollo de la ciudad y los planes de futuro para la capital mexicana. El príncipe Guillermo, gran experto en materia de gestión del agua, pudo ofrecer su punto de vista sobre los problemas que afronta la metrópolis como las habituales riadas o el deficiente aprovechamiento del agua pluvial. Además Manuel Perló, director de programa de estudios urbanos de la Universidad Nacional de México también abordó el tema de los terremotos. La comitva real visitó posteriormente un centro cultural y educativo en el barrio de Santa María la Ribera.

 

princesa MáximaVER GALERÍA



La princesa Máxima quiso conocer un centro de formación profesional en el que se forma a jóvenes que abandonaron la escuela de forma prematura. La Reina, por su parte, visitó el Museo de Antropología. El Príncipe, por último, participó en el seminario Eficiencia energética y sostenibilidad desde el productor hasta el usuario final leyendo un discurso en el que el Heredero abogó por un consumo responsable de la energía "para que las generaciones futuras estén orgullosos de nosotros y no seamos recordados como una generación que pudo actuar pero no lo hizo".

La agenda del miércoles se cerró en el Centro Nacional de las Artes donde la Reina, en contraprestación a la hospitalidad mexicana, quiso ofrecer una representación de danza de la afamada compañía holandesa Introdans. El programa de la velada contó con piezas de Hans van Manen y Jiri Kylian. La sala estaba decorada por la florista holandesa Heleen Valstar con hermosas rosas, lirios y aros. Y... aún hay máx.


Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más