Bautizo de la princesa Alexia, hija de Máxima y Guillermo de Holanda

[Pinche aquí para ver la galería con los mejores momentos del bautizo de Alexia de Holanda]

El 26 de junio nacía la pequeña de los príncipes herederos Guillermo y Máxima, Alexia, su segunda hija, tercera en la línea de sucesión al trono tras su padre y su hermana mayor, Catalina-Amalia. Cinco meses después, la [Casa Real holandesa] celebró su bautizo en la iglesia de la localidad de Wassenaar. Un coro de voces angelicales formado por niños dedicó un himno bautismal especial a la princesa Alexia cuando ésta entró en la iglesia en brazos de su madre y acompañada de su padre y su hermana Catalina-Amalia. Además, tenían preparados varios presentes: dos biblias, una para cada hermana y una composición de dibujos enmarcada y realizada por todos ellos. Los momentos más emotivos para la familia llegaron cuando la soprano dedicó a la princesa Alexia la "Nana" de Manuel de Falla, que logró conmover hasta las lágrimas a muchos invitados: "Duérmete, niño duerme, duerme mi alma. Duérmete lucerito de la mañana. Nanita, nana, nanita, nana, duérmete lucerito de la mañana".

Cálidas palabras de la princesa Matilde
Como es tradición en los Países Bajos, la pequeña tuvo dos madrinas de bautismo, la princesa Matilde de Bélgica y doña Alexandra Jankovich de Jeszenice; mientras que sus padrinos fueron sus tíos, el príncipe Friso de Orange-Nassau y Juan Zorreguieta, hermano de Máxima. Matilde de Bélgica dedicó unas cálidas y maternales palabras a las pequeñas -incluyó también a la princesa Amalia- en su lectura, mientras la "pequeña estrella" del día se entretenía con el broche de su madre y reía en el momento del bautismo, ofreciendo una nota de ternura y alegría.

El faldón de la Familia real
Al igual que la princesa Catalina-Amalia, la pequeña Alexia ha sido bautizada con agua del río Jordán y con el histórico faldón de la [Familia Real holandesa]. Un precioso traje de cristianar que fue especialmente realizado para el bautizo de la reina Guillermina en 1880 con encaje de Bruselas. El vestido ha sido usado en los últimos años para los bautizos de la reina Juliana y la reina Beatriz -respectivamente bisabuela y abuela de la neófita-; su padre, el príncipe Guillermo; sus tíos Friso y Constantino y, la última vez, por su hermana Catalina.

Más sobre