Los príncipes de Orange ya viven en su nueva casa, Villa Eikenhorst

Un año después de haberse celebrado su matrimonio, los Príncipes herederos de los Países Bajos, Guillermo y Máxima, se han instalado ya en su nueva casa, villa Eikenhorst, en Wassenaar (La Haya). La noticia es ya oficial. De hecho, ambos aparecen ya inscritos en el padrón del Ayuntamiento.

Los futuros Reyes de Holanda renunciaron, desde el primer momento, a vivir en uno de los majestuosos palacios de la reina Beatriz (la Soberana más rica del mundo) a cambio de una preciosa mansión rodeada por 12 kilómetros de bosques en la que poder dar sus primeros pasos como matrimonio.

A sabiendas de que un día, tendrán que continuar con la tradición instalándose en el palacio de Huis Ten Bosch, residencia de la Reina, los Príncipes han elegido esta vivienda (situada en una zona de caza) hasta que llegue el momento de tomar las riendas de la corona. Momento que la Soberana de los Países Bajos ha vuelto a retrasar para darles tiempo a construir una familia.

Príncipes de Orange, ‘arquitectos’ de su casa
La casa, que tiene una superficie de más de 600 metros cuadrados repartidos en tres pisos, ha sido reformada completamente en su interior por el arquitecto I. R. JB. Baron van Asbeck, quien ha tenido que seguir al pie de la letra las instrucciones de los príncipes de Orange. De hecho, se sabe que los futuros Reyes de Holanda han tomado todas las decisiones: distribución de espacios, materiales y colores para baños, habitaciones, vestidores, salones, biblioteca, piscina interior, etc. También las relacionadas con la nueva decoración de la casa. Se ha amueblado completamente, de arriba abajo, cada uno de los rincones con nuevas adquisiciones y regalos (el mobiliario de los anteriores inquilinos, Guillermo y Cristina, se subastó, a través de Sotheby´s, en 1996, Ámsterdam).

El corazón de la casa se encuentra en el área de la cocina y el comedor. El servicio dispone de una entrada lateral que les permite acceder directamente a sus habitaciones desde la cocina y el office. La casa, extraordinaria en toda la extensión de la palabra, goza de una inmensa galería en la parte trasera. Una terraza cubierta (idea de la princesa Máxima) en la que ésta ha ordenado colocar un sin fin de variedad de plantas típicas de Argentina. Una manera más de sentirse en casa.

Más sobre

Leer más