Reducir la vida a números puede resultar unas veces favorable; otras, ingrato; las menos, justo, y las más, insípido. A sus ochenta años y a sus tantos achaques, el rey Juan Carlos ha realizado a lo largo de los últimos cinco años desde que hiciera efectiva aquel 18 de junio de 2014 su abdicación un total de 120 actos oficiales, 30 discursos y nueve viajes. O, dicho de otro modo, ha estado allí donde los Reyes no podían llegar y ha hecho equipo en momentos cruciales como miembro de la Familia Real.

jc-getty-20zVER GALERÍA

El rey Juan Carlos cumple 80 años: así es su vida después de la abdicación

Hitos durante el reinado del rey Juan Carlos

Don Juan Carlos anuncia su retirada de la vida pública

El rey Juan Carlos ha representado a España en la firma de los Acuerdos de Paz entre el Gobierno colombiano y las FARC; en la inauguración del canal de Panamá; en los actos conmemorativos del 200º aniversario de la independencia de Argentina; en los funerales de Fidel Castro; en la Ceremonia Europea en homenaje a Helmut Kohl, Canciller de la República Federal de Alemania, por citar solo algunos de sus compromisos en el extranjero.

jc-casa-real-4zVER GALERÍA

Ha apuntalado importantes negocios gracias a sus buenas relaciones internacionales, como en su visita privada a Arabia Saudí previa a la Semana Santa de 2018 en Mallorca, considerada por la agencia estatal de noticias saudí decisiva para los intereses económicos de España, ya que pendía el contrato por el que la empresa Navantia iba a construir cinco corbetas para las Fuerzas Armadas saudíes, una iniciativa que finalmente prosperó y que aún se sienten sus beneficios: va a proporcionar trabajo suficiente durante varios años a los astilleros situados en Ferrol y San Fernando.

Su presencia en algunas citas de reunión de la gran familia de la realeza ha sido la más conveniente. Los soberanos de muchas de las Cortes Reales de Europa son de la generación del rey Juan Carlos y la reina Sofía, por lo que su quinta aguardaba su visita más allá de la corrección o de la ilusión del reencuentro con verdadero regocijo, como en la cena de gala en honor a Harald y Sonia de Noruega en la Ópera de Oslo por los 80º cumpleaños de ambos y en las celebraciones por el 70º cumpleaños de Carlos Gustavo de Suecia en Estocolmo. 

jc-getty-6zVER GALERÍA

De 'Rey' a Rey: Rafa Nadal le da las gracias a don Juan Carlos

Don Juan Carlos disfruta de una comida familiar y entre amigos antes de su despedida

Ha vuelto a celebrar las alegrías de sus homólogos más allegados, por sus muchos años de buena amistad, y también ha vuelto a lamentar las tristezas. Sentidas pérdidas como la de Miguel de Rumanía en su funeral de Estado en Bucarest y la del gran duque Juan en el solemne último adiós en la catedral de Nôtre-Dame de Luxemburgo.

Y, en casa, ha seguido estando para todos los españoles en compromisos varios de carácter económico, militar, solidario, cultural y deportivo, salpicados de merecidos premios y homenajes, especialmente con motivo de su 80º cumpleaños. Ha estado para las víctimas del Terrorismo en sus ineludibles Conciertos In Memoriam y ha estado para los héroes nacionales, para Rafa Nadal y para Garbiñe Muguruza por las pistas de tenis del mundo, para los equipos del Real Madrid y del Sevilla en las finales de los torneos de Europa, para Dani Pedrosa, para Jorge Lorenzo y para Marc Márquez en el circuito de Jerez, que en alguna que otra ocasión le han hecho saltar al pódium de Moto GP, y ha estado para los maestros del toreo, broche de oro y grana de su agenda oficial.

jc-getty-12zVER GALERÍA

Pero, en este recuento de actos, discursos y viajes, dicen que hay también una espina. Su ausencia en el acto en el Congreso que conmemoraba los 40 años de las primeras Cortes de la Democracia, uno de esos en los que justamente más justificada estaba su presencia como artífice de la Transición a la Democracia. Un desatino protocolario que hubo oportunidad de corregir con un solemne acto en las Cortes con motivo del 40º aniversario de la Constituciónal al que asistió esta vez sí la Familia Real al completo. Allí recibió un largo aplauso de los presentes en reconocimiento a su virtuosismo en la democratización del país. Pero no hay solemne ceremonia a la altura de su proeza, ni ovación entusiasta que pague la deuda.

jc-getty-18zVER GALERÍA

Loading the player...

Recordamos el mensaje de abdicación de don Juan Carlos en 2014

Más sobre