¡Maridaje de vino y gastronomía! El nuevo plan del rey Juan Carlos en Galicia

El padre de Felipe VI disfrutó en Vilanova de Arousa de las nuevas instalaciones de una conocida bodega

El rey Juan Carlos es un apasionado del norte y, especialmente, de la zona de la Rías Baixas. Por allí hemos podido verle en numerosas ocasiones disfrutando de los paisajes de la zona o practicando uno de sus deportes favoritos, la vela, aunque, en esta ocasión, ha escogido un plan más gastronómico. El padre de Felipe VI visitaba hace solo unos días las bodegas Granbazán, en Vilanova de Arousa, que estrenaban sus nuevas instalaciones.

juan-carlos1VER GALERÍA

Rodeados de viñedos y en un espacio de estilo neoclásico, ubicado en la provincia de Pontevedra, Su Majestad pudo disfrutar de una velada en la que degustó la mejor gastronomía gallega y algunos de los vinos de la zona, en la que destaca el albariño. Además, tal y como indican, el marido de la reina Sofía pudo catar durante su visita un Baigorri B70, que dependiendo del año de cosecha ronda entre los 100 y120 euros la botella. 

Con un estilismo muy casual compuesto por vaqueros, camisa blanca, jersey oscuro y chaleco a juego, en el que destacaba un calzado deportivo, don Juan Carlos se rodeó de un grupo de amigos y conocidos que, tras una primera cata, se trasladaron a un salón-comedor para maridar algunos de estos grandes vinos con la mejor cocina gallega en la que, muy probablemente, no faltaron los mariscos y las carnes. 

juan-carlos2VER GALERÍA

Don Juan Carlos, intervenido de una lesión cutánea por sobreexposición al sol

Esta visita, ocurrida hace escasos días, da muestra de la rápida recuperación de don Juan Carlos, que el pasado mes de marzo se sometió a la extirpación preventiva de una lesión cutánea que tenía como consecuencia de su exposición al sol, una lesión que está ya totalmente curada, tal y como confirmado fuentes de la Casa del Rey. Este viernes, tal y como muestra el portal Jaleos, el padre de Felipe VI acudía a la Clínica Dertamológica Internacional de Madrid a una revisión médica. Llegaba a eso de las 12:30 horas y permanecía cerca de una hora en el interior de este centro dirigido por el doctor Ricardo Ruiz Rodríguez, exjefe de Dermatología del Hospital Ruber.

Más sobre