El inesperado e inolvidable regalo que ha recibido doña Sofía por su 80 cumpleaños

La Reina presidió este miércoles los Premios BMW de Pintura y recibió una gran sorpresa: una ovación de pie de todo el Teatro Real que, según muchos, ha hecho Historia

 

Solo falta una semana para que doña Sofía cumpla 80 años, pero la Reina ya ha comenzado a recibir regalos por su aniversario. Este miércoles, la madre de Felipe VI presidió los Premios BMW de Pintura en el Teatro Real, una de las citas sociales imprescindibles del otoño madrileño. Como ya es tradición, Su Majestad asistió acompañada por su hermana la Princesa Irene de Grecia, otra gran amante del arte, y por la Reina Margarita de Bulgaria.

sofia-premiosbmv-gtres1VER GALERÍA

Tras la entrega de los premios a los artistas, la Reina vio desde el Palco Real de la Ópera de Madrid un gran concierto de zarzuela ejecutado por la Orquesta Sinfónica de Castilla y León. Doña Sofía y la Princesa Irene disfrutaron viendo al joven director de orquesta Andrés Salado dirigir piezas tan famosas como “Por qué de mis ojos” de “La Revoltosa” o el pasodoble “Hace tiempo que vengo al taller”, interpretadas por la soprano Raquel Lojendio y el barítono Javier Franco.

Poco antes de que terminara el concierto, la actriz Ángela Molina, que ejercía de maestra de ceremonia de los Premios de Pintura de BMW, salió al escenario del Real para agradecerle a la Reina por la gran labor que lleva haciendo desde hace más de 40 años por la cultura y las artes y aprovechó para felicitarla por su próximo 80 cumpleaños, que será el 2 de noviembre. La intérprete escogió para la importante ocasión un vestido largo plisado de gasa y terciopelo de Dior.

sofia-premiosbmw3-gtresVER GALERÍA

Cuando Ángela Molina aún estaba terminando de decir sus palabras, todo el público del Teatro Real se puso de pie para brindar una gran ovación a Doña Sofía. Entre el público entregado al aplauso y los gritos se encontraban Paloma O’Shea, Ana Botella, Miriam de Ungría, Naty Abascal, Fernando Martínez de Irujo, Eugenia Silva, Antonio Fournier y muchos otros rostros conocidos de la sociedad, la cultura y la empresa. La Reina, visiblemente emocionada, también se puso de pie para agradecer el cariño de las casi 1.800 personas que abarrotaban la Ópera madrileña, además reconoció que la ovación "había sido un sueño". La Princesa Irene no pudo contener la emoción al ver cuánto quieren los españoles a su hermana y al oír tantos “Viva la Reina”. Pero la ovación de pie se prolongó durante tanto tiempo, que la propia doña Sofía tuvo que pedir al público que se sentara, no sin antes ella aplaudir a toda la sala como gesto de agradecimiento por su cariño.

Finalmente, cuando el público dejó de aplaudir, los artistas pudieron terminar su interpretación. El broche de oro fue “De España vengo”, de la popular zarzuela “El niño judío”, interpretada por la soprano Raquel Lojendio. Seguramente, doña Sofía salió de la sala con la letra de la canción grabada a fuego en su memoria. “De España vengo, soy española. En mis ojos me traigo luz de su cielo…”

naty-abascal-epVER GALERÍA

eugenia-silvagtresVER GALERÍA

Antes de retirarse, la Reina quiso saludar al público en el cóctel posterior que ofreció BMW en el Salón de Baile del teatro. Esta vez, doña Sofía se quedó más de la cuenta en la recepción, ya que todo el mundo quería saludarla y felicitarla por su 80 cumpleaños. Los modelos Teresa Baca y Andrés Velencoso, Eugenia Silva, Nuria González, el interiorista Luis García-Fraile, Emiliano Suárez, Carmen Lomana… nadie quiso dejar de mostrar su cariño y admiración a Su Majestad. “No recuerdo una ovación así en la historia”, fue una de las frases más oídas de la noche. Sin duda, doña Sofía nunca olvidará el regalo que recibió este miércoles en el Real.

Más sobre