Los Reyes viajarán mañana a Mallorca tras los actos del Día de la Fiesta Nacional

El monarca y doña Letizia visitarán las zonas afectadas por las inundaciones de esta semana

Los Reyes sumarán mañana a su apretada agenda un importante viaje. Tras las graves inundaciones de esta semana en Mallorca, Felipe VI y doña Letizia se desplazarán hasta las zonas afectadas para tener un conocimiento directo de la situación que vive Sant Llorenç, si bien aún no se ha cerrado el programa de la visita. Tal y como han informado hoy fuentes de la Casa del Rey, el viaje se producirá una vez concluya la recepción que ofrecerán en el Palacio Real con ocasión del Día de la Fiesta Nacional. 

El monarca ha telefoneado esta mañana al alcalde del municipio, Mateu Puigròs, que le ha dado detalles de las operaciones de rescate. Ayer mismo, el Rey hablaba con la presidenta de Baleares, Francina Armengol, para interesarse por los efectos causados por las inundaciones en la localidad de Sant Llorenç y mostrar su solidaridad con las víctimas y apoyo a los afectados. 

letizia-felipeVER GALERÍA

"La desolación y la tragedia para las familias de las víctimas y afectados de Sant Llorenç y otras zonas de Mallorca tiene difícil consuelo", ha lamentado poco después la Zarzuela en su cuenta oficial de Twitter. Por ello, el interés de los Reyes es poder hablar con los afectados sin entorpecer las labores de limpieza, tal y como ha trasladado el servicio de comunicación de Casa Real.

Después de presidir el tradicional desfile militar del 12 de octubre en el paseo de la Castellana de Madrid, Felipe VI y la Reina Letizia recibirán a partir de las 13:15 horas a los invitados presentes en la habitual recepción y, a su término, viajarán a Palma para acercarse desde allí a la zona afectada.

Diez personas han muerto y un niño de cinco años continúa desaparecido por las inundaciones sufridas en la comarca de Levante de Mallorca tras las lluvias torrenciales registradas el martes, que llegaron a descargar hasta 230 litros de agua por metro cuadrado. Los cadáveres han sido encontrados en los municipios de s'Illot, Artà, Son Carrió y Sant Llorenç des Cardassar, la localidad más afectada, cuyas calles, anegadas de fango y destrucción, dan testimonio de la violencia con la que el torrente atravesó la población.

Más sobre