El cumpleaños más difícil de la infanta Cristina

Mientras su marido llegaba a la Audiencia de Palma de Mallorca para recoger su orden de ingreso en prisión, la hermana del Rey salía de su casa en Ginebra como en un día normal

Desde que estalló el Caso Nóos en el año 2010, la infanta Cristina ha pasado cumpleaños amargos pero ninguno como el de este 13 de junio. La hermana del Rey ha cumplido 53 años el mismo día que la Audiencia de Palma ha entregado a Iñaki Urdangarin la orden de ingreso en prisión. Mientras su marido llegaba a Mallorca, ella era vista saliendo de su casa para, según El Programa de Ana Rosa que ha grabado las imágenes, poner rumbo a su trabajo y seguir con su rutina. ¿Cómo está siendo el cumpleaños más difícil de la infanta Cristina?

infanta-cristina-gtr01VER GALERÍA

Depués de abandonar la Audencia de Palma entre una gran expectación, Iñaki Urdagarin era filmado por las cámaras de OK Diario embarcando en el vuelo de Easy Jet que tiene programado su aterrizaje en Ginebra a las 17:00 horas. Por tanto, mientras en España se desatan las especulaciones sobre el día y la prisión que elegirá el cuñado del Rey para empezar a cumplir condena, Urdangarin regresa a Suiza para estar junto a su mujer.

inaki-urdangarinVER GALERÍA

En años anteriores, tanto su madre como su hermana, la infanta Elena, no han dudado en volar a la Suiza para estar al lado de la infanta Cristina en esta fecha tan señalada. Sin embargo, por el momento se desconoce los planes que tienen en las próximas horas. Lo que sí se sabe es que la reina Sofía, que durante todos estos años ha puesto de manifiesto que su papel de madre está por encima de cualquier circunstancia, tiene programado este jueves un acto en el Casino de Madrid a las doce de la mañana.

Iñaki Urdangarin tiene un plazo de cinco días para ingresar en prisión

La Casa del Rey reafirma su 'respeto absoluto a la independencia del poder judicial'

El entorno de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, muy discretos tras conocerse la sentencia

Aunque este cumpleaños ha coincidido con el momento clave de este largo proceso judicial, no es el primero que se ve marcado por el Caso Nóos. En el año 2015, dos días después de que su hermano, el rey Felipe VI, firmara el real decreto por el que se le revocaba el título de duquesa de Palma de Mallorca, la infanta Cristina celebraba su 50º cumpleaños en Ginebra. En ese aniversario de cifras redondas la infanta Cristina, su marido y sus cuatro hijos fueron fotografiados saliendo de su casa para poner rumbo a un restaurante de la ciudad suiza, junto a ellos estaba la reina Sofía, la infanta Elena, su prima la princesa Cristina de Borbón-Dos Sicilias y su gran amiga Rosario Nadal.

cristina-elena-gtresVER GALERÍA

El año antes, por el 49º cumpleaños de Cristina, fue la infanta Elena la que puso rumbo a Suiza en un viaje relámpago que no duró ni 24 horas y que tuvo lugar días antes de una fecha histórica: la proclamación de Felipe VI en las Cortes Generales. Eran jornadas ajetreadas para la Familia Real, la infanta Elena de hecho tenía programados varios actos en su agenda, sin embargo, estuvo al lado de su hermana el día de su cumpleaños. Las dos hermanas dejaron entonces una imagen poco habitual, como dos personas anónimas se sentaron en unas escaleras en la calle para charlar animadamente y compartir confidencias. Días después la infanta Elena estaría asistiría al emocionante y solemne acto de proclamación, la infanta Cristina no.

Pero desde luego si ha habido un cumpleaños en el que se han puesto de manifiesto las consecuencias que ha tenido la condena a Iñaki Urdagarin para la familia del Rey ese ha sido el 80º aniversario del rey Juan Carlos. Setenta familiares se reunieron el pasado 5 de enero en el Palacio de la Zarzuela para celebrar esta fecha histórica de la que solo transcendió una fotografía que destacó la ausencia de la infanta Cristina, quien decidió pasar Reyes con su marido y sus hijos en Roma.

casarealVER GALERÍA

Muy significativo sería el gesto que llegaría diez días después con motivo del 50º cumpleaños de Iñaki Urdangarin. El 15 de enero las celebraciones, esta vez en un ámbito privado, se trasladaron a Ginebra y la reina Sofía voló para estar allí.  Doña Sofía saludó sonriente a los fotógrafos que estaban apostados en la puerta de la residencia familiar de los Urdagarin, mientras que trascendió que la infanta Elena con sus dos hijos, Felipe y Victoria de Marichalar, también estaban en la ciudad para el encuentro familiar.

La novedad de ese viaje la confirmaba ¡HOLA! un día después del cumpleaños de Iñaki Urdangarin: don Juan Carlos también se había desplazado a Suiza para estar al lado de la infanta Cristina y su familia durante la celebración. Fue un viaje excepcional, ya que hasta ese momento no había trascendido ninguna visita del rey Juan Carlos a la ciudad desde que la familia se instaló allí. Según pudimos saber, sería en un restaurante de Ginebra en donde se encontraría don Juan Carlos con el resto de la familia ya que no quedó constancia que durante esos días visistar el domicilio familiar de su hija en Ginebra.

Más sobre

Leer más