El debut social de Felipe y Victoria Federica de Marichalar

Herederos de las pasiones de su madre y de su padre, ayer asistieron a un desfile de Telva y su presencia en los toros es cada vez más constante

Felipe y Victoria Federica de Marichalar se nos han hecho mayores. Aquellos niños reales, como nos gustaba llamar, dan hoy sus primeros pasos en solitario, sueltos de la mano y libres de la mirada de sus padres, en la vida social. Los hermanos, que han crecido bajo el acecho de los focos por su condición real, han debutado ahora, en la mayoría de edad de Felipe y los 16 años para 17 de Victoria, en una de esas veladas de alto perfil público y atención mediática: la entrega de los Premios Telva. Herederos de las pasiones de sus padres, saltan del tendido de las plazas de toros, en las que su presencia es cada vez más constante, al ruedo social en una cita de moda que solía convocar a la infanta Elena y Jaime de Marichalar hace años. 

marichalar-2zVER GALERÍA

Felipe de Marichalar da un paso más en su pasión por la tauromaquia

La divertida tarde de toros del rey Juan Carlos con su hija Elena y su nieta

Su aparición en el acto sorprendió gratamente a la prensa emplazada. Aunque tenían dos asientos reservados con su nombre en el front row del desfile, no se tenía certeza de si la entrega de premios finalmente contaría con la presencia de los dos jóvenes miembros de la Familia del Rey. Discretos como son, su debut social tampoco sería la excepción a la regla y trataron de no llamar la atención de periodistas y reporteros gráficos a su llegada. Sin éxito, pese a que lo intentaran cruzando el photocall sin parada mediante, dirigiéndose directamente a ocupar sus asientos.

marichalar-5zVER GALERÍA

Los hermanos llevaban compañía: Felipe asistió con su amiga Mar y Victoria Federica acudió con otra íntima amiga, que permaneció durante toda la entrega a su lado. Pero también hicieron nuevas amistades, demostrando dotes en su primer acto social. Y es que Mario Vaquerizo, que compartía fila con los jóvenes reales, hizo gala de la simpatía que le caracteriza y fue a saludarles personalmente compartiendo con ellos un animado ratito de charla en lo que se tomaba un botellín de cerveza. Los hermanos de Marichalar, inseparables en sus últimas salidas -hace días asistieron juntos, pero con sus respectivos grupos amigos, a una corrida de toros-, siguen los pasos paternos en aficiones y en gustos (como la emblemática trenza de la Infanta que toca también a Victoria Federica). Pero ya solos.

Más sobre

Leer más