Ante el próximo viaje de Estado, recordamos el Japón que conocieron los Reyes siendo Príncipes

Don Felipe y doña Letizia estarán en el Imperio del Sol Naciente entre el 4 y 7 de abril, un viaje que hicieron en el 2005 cuando esperaban la llegada de su primera hija

Tras un tiempo de inestabilidad política han vuelto a España las más relevantes citas internaciones y los grandes viajes. Después del gran despliegue en Madrid para recibir al matrimonio presidencial argentino y con el encuentro en el Reino Unido en el horizonte, don Felipe y doña Letizia cumplirán con su agenda exterior poniendo rumbo a Japón, del 4 al 7 abril, en la que será la primera visita de Estado a Asia de su reinado. Los Reyes recordarán así un viaje especialmente significativo que hicieron en el año 2005 cuando todavía eran Príncipes de Asturias y esperaban la llegada de la princesa Leonor.

principes-japon-1VER GALERÍA

SIGUE EN ESTA GALERÍA LOS PASOS DE LOS ENTONCES PRÍNCIPES EN JAPÓN

Corría el mes de junio, hacía un mes que habían celebrado su primer aniversario de boda y ya habían anunciado que esperaban su primer hijo, cuando los entonces Príncipes aterrizaban en Tokio en un viaje que entrañó cierta complejidad. No fue hasta el último minuto cuando la Casa Real confirmó la presencia de doña Letizia en la cita internacional, ya que se contaba con la posibilidad de que su médico le recomendara no viajar debido al embarazo.

Finalmente la Casa Real optó por que el viaje se realizara en un avión oficial de las Fuerzas Aéreas españolas, provisto de dos habitaciones con camas, y de que hubiera un médico entre el personal que se desplazaba con la pareja. Con estas precauciones ante la futura llegada de la princesa Leonor –por supuesto por aquel entonces se desconocía el sexo y el nombre del bebé- don Felipe y doña Letizia iniciaron su agenda en Japón el viernes 3 de junio de 2005.

principes-japon-3VER GALERÍA

La primera cita de los Príncipes fue en el VIII Foro España-Japón en la sede diplomática española en la capital nipona, momento que aprovechó don Felipe para promocionar la candidatura de Madrid como sede olímpica de cara a los juegos del año 2012, un deseo que a día de hoy todavía no se ha visto cumplido. Esa misma noche, el matrimonio fue recibido en el Palacio Imperial por Akihito y Michiko de Japón que ofrecieron una cena en su honor en la que también estuvo presente la princesa Sayako, la menor de sus tres hijos.

En su segunda jornada los Príncipes ofrecieron una recepción a la colonia española y pusieron rumbo a Nagoya, la cuarta ciudad más grande de Japón y la capital de Aichi para visitar el pabellón español de la Exposición Universal en el que se daba a conocer nuestro país como moderno pero rico en tradiciones.

principes-japon-4VER GALERÍA

De regreso a Tokio don Felipe y doña Letizia –vestida de rojo con un diseño premamá- asistieron a una cena con el príncipe heredero Naruhito, que salió a recibir a la pareja en su residencia oficial del Palacio de Akasaka, en el centro de la capital. En la cena estuvo presente también la princesa Masako pero prefirió no posar para los medios y es que durante esos años padecía esa profunda tristeza que parece haber superado en los últimos tiempos.

principes-japon-7VER GALERÍA

La guinda de ese viaje llegó para los Príncipes desde España y es que durante su última jornada en el Reino del Crisantemo recibieron la noticia del nacimiento –ese 5 de junio de 2005- de su sobrina Irene Urdangarin. Una noticia que marcó el viaje de regreso de don Felipe y doña Letizia. 

Más sobre