Doña Letizia es Reina con causa. Y lo que de verdad le importa son precisamente todos esos compromisos de acción social que tienen en su gran mayoría como denominador común la salud. La razón que la ha llevado de nuevo a Portugal, esta vez en solitario. Ayer viajó hasta la ciudad de Oporto para asistir a la inauguración de la VII Conferencia Europea Tabaco o Salud, organizada por la Liga Portuguesa Contra el Cáncer, bajo los auspicios de la Asociación de Ligas Europeas Contra el Cáncer.

reina-letizia-1zVER GALERÍA

En vídeo: Inspiración para el día a día de la mano de la Reina

Así celebraron los Reyes sus 1.000 días en el trono

El precioso 'no me canso' de la Reina

La Reina, que intercaló durante su intervención el portugués (para el saludo y la despedida) y el inglés (para el resto del parlamento), comenzó su discurso refiriéndose al terrible atentado terrorista en Londres de la víspera. Expresó sus más profundas condolencias y simpatía por todos los afectados y sus familias: “Todos estamos firmemente unidos contra cualquier forma de terror o amenaza a nuestros valores comunes de libertad, democracia y derechos”. Luego la reina Letizia se ocupó de la cuestión que la había llevado a Oporto: el tabaquismo que, en sus palabras, es una “enfermedad” y una “amenaza social y médica más importante” que cualquier beneficio que pueda producir al sector.

El tabaco, tal y como ha reconocido, es una “realidad testaruda” ya que, aunque se sabe de sus efectos perjudiciales para la salud, “millones de personas en todo el mundo” siguen fumando. Por ello, ha animado a seguir trabajando y a que el encuentro se convierta en el “motor” de la voluntad política y social para lograr que todos los fumadores lleguen a la conclusión de que abandonar este hábito va a “mejorar” su salud, prolongar la vida y tener una mejor calidad de vida.

reina-letizia-2zVER GALERÍA

La Reina, que se puso para la ocasión el mismo vestido de jazmines de Carolina Herrera que lució en su visita a la ONU en Nueva York pero con el guiño a la primavera de su bolso rosa, destacó también el papel de la legislación contra el tabaco llevada a cabo por parte de diferentes países y que ha conseguido que muchas personas dejen de fumar y hayan salvado sus vidas. “Cuando hablamos de tabaco cualquier tipo de dosis es peligrosa y la única dosis segura es cuando no se fuma”.

Precisamente, durante la conferencia europea, a la que asistirán 400 participantes, se abordará el diseño de las políticas de control del tabaco en Europa y en el resto del mundo y se reiterará a la sociedad los efectos perjudiciales que tiene su consumo para la salud. Y es que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco causa actualmente más muertes en el mundo que el VIH, la tuberculosis y la malaria juntos, y su coste supone el 6 por ciento del gasto mundial en salud, unos 400.000 millones de euros.

Al concluir el acto, la reina Letizia fue obsequiada por el Presidente de la República Portuguesa, Marcelo Rebelo de Sousa, con un almuerzo en Casa Ferreira, una de las más emblemáticas bodegas de vino de Oporto. La Reina tuvo ocasión de degustar exquisiteces portuguesas junto al ministro de Sanidad de la República Portuguesa, Adalberto Campos; al comisario de Salud y Seguridad Alimentaria de la Unión Europea, Vytenis Andriukaitis; al embajador de España en Portugal, Juan Manuel de Barandica; al presidente de la Cámara Municipal de Oporto, Rui Moreira; y al secretario de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés, entre otras personalidades, con vistas a la ciudad. Y con el regusto de haber hecho lo que de verdad importa.

Más sobre

Leer más