Los reyes Felipe y Letizia inauguran su agenda de 2017 presidiendo la Pascua Militar

Un año más, y ya van tres, los reyes Felipe y Letizia han marcado el inicio de su agenda oficial de 2017 presidiendo la tradicional Pascua Militar que se celebra cada 6 de enero en el Palacio Real. Entre los 150 invitados, la mayoría son miembros de los tres Ejércitos y de la Guardia Civil, así como algunas autoridades civiles y de representantes de la Asociación de Veteranos. Además, esta edición ha tenido como principal novedad el estreno de María Dolores de Cospedal como ministra de Defensa.

Los soberanos han llegado poco después de las doce del mediodía en la que ha sido la tercera vez que presiden esta solemne celebración. La primera fue en 2015, siete meses después de que Felipe VI fuera proclamado Rey, tomando así el relevo de su padre, don Juan Carlos.  

pas1VER GALERÍA

Como es habitual, los monarcas han saludado al presidente del Gobierno y el resto de autoridades que aguardaban su llegada. Los nuevos cargos del Gobierno nombrados en noviembre por Mariano Rajoy han recibido a don Felipe y doña Letizia y, si bien durante los años anteriores habían estrechado la mano de Pedro Morenés, esta vez ha sido María Dolores de Cospedal, nueva Ministra de Defensa, quien les ha saludado. De igual forma, el actual Ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, se ha encontrado con los Reyes tomando el relevo de su predecesor, Jorge Fernández Díaz. 

Tras recibir los honores de ordenanza, se ha escuchado el himno nacional y la salva de 21 cañonazos en la Plaza de la Armería. Entonces el rey Felipe, como Jefe Supremo de los ejércitos, ha pasado revista a una formación de la Guardia Real, una tradición que se recuperó en el año 2015 tras haber sido suspendida en las anteriores ediciones.

pas2VER GALERÍA

pas4VER GALERÍA

El rey Felipe ha lucido su uniforme del Ejército de Tierra para la ocasión. Por su parte, doña Letizia ha escogido un estilismo muy elegante, con un vestido en doble crepe de lana verde ópalo, bordado en hilo y cristal al tono en mangas, en laterales de la falda y en bajo de Felipe Varela que ha combinado con cartera de mano a juego. Ha peinado su melena en un sofisticado recogido y ha optado por maquillaje sencillo pero muy favorecedor.

Curiosamente, la Reina ha repetido look con respecto a la Pascua Militar de 2015, cuando llevó este mismo vestido, aunque en aquella ocasión llevaba el cabello suelto. Este diseño lo lució también en febrero de 2014 en la recepción al Cuerpo Diplomático acreditado en España.

pas6VER GALERÍA

-Repasamos los 'looks' más destacados de doña Letizia en la Pascua Militar

Tras la ceremonia militar, los soberanos han accedido al palacio para saludar al resto de autoridades en la Saleta Gasparini. 

En su discurso, Felipe VI ha defendido que las Fuerzas Armadas y los cuerpos policiales se doten de mejores medios para frenar la que ha considerado "la mayor amenaza a la seguridad global en la actualidad". Ha pedido "no escatimar esfuerzos" para aumentar la capacidad de prevención y respuesta ante el terrorismo al alertar de que esta "lacra" es un "enemigo de la humanidad", pone en riesgo a los ciudadanos y "desprecia los valores democráticos".

”No debemos escatimar esfuerzos por aumentar nuestra capacidad de prevención y de respuesta ante esta lacra que pone en peligro nuestra sociedad, desprecia nuestros valores democráticos y es un enemigo de la Humanidad”, ha proclamado el Rey, quien en su mensaje de Nochebuena no hizo mención a la amenaza terrorista.

Ha subrayado que la labor del Ejército, de los cuerpos de seguridad y de los servicios de inteligencia “está dando buenos frutos” y les ha animado a perseverar en “lo que se está haciendo bien”. También ha pedido “aprovechar el conocimiento y la experiencia” que atesoran y que “tan buenos resultados ha dado en la lucha contra el terrorismo” para “estar lo mejor preparados posibles para combatirlo con la máxima eficacia y total determinación”.

pascua1VER GALERÍA

La tradicional Pascua Militar, que se celebra cada 6 de enero, es una celebración castrense muy arraigada en el estamento militar instaurada por Carlos III en 1782 tras la recuperación de Menorca a los ingleses. La ceremonia permite al jefe del Estado pronunciar su primer discurso oficial del año, que tiene lugar 14 días después del mensaje navideño que se emite por televisión cada Nochebuena. Tras las palabras del Rey, los invitados son agasajados con un vino de honor en el que los militares tienen oportunidad de conversar con los soberanos, el presidente del Gobierno y las demás autoridades.

Más sobre