Los Reyes siguen sumando invitados a su despedida oficial de Mallorca

ONGs, fundaciones y colegios profesionales... don Felipe y doña Letizia, junto a la reina Sofía, han recibido en el Palacio de la Almudeina a 50 personas más que el año anterior

Los Reyes han reafirmado una vez más su acercamiento a la sociedad balear al ampliar hasta unos 450 el número de invitados a su recepción anual en el Palacio de la Almudaina, a la que se han incorporado los premiados con el Ramon Llull y todos los colegios profesionales y denominaciones de origen del archipiélago. Acompañados por la reina Sofía, don Felipe y doña Letizia han tenido ocasión de recibir así, en su última actividad oficial del verano en Mallorca a más representantes del mundo cultural, educativo, social, deportivo y del sector económico primario de las islas, junto a las máximas autoridades políticas del archipiélago, con independencia de sus discrepancias sobre el modelo de Estado.

reina-letizia4gtres-VER GALERÍA

PULSA SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA FOTOGALERÍA

Cercanos con la gente, tal y como se han mostrado siempre desde que asumieran el trono, don Felipe y doña Letizia saludaron a quienes aguardaban su llegada tras las vallas de seguridad en las puertas del palacio de la Almudaina. Decenas de personas les esperaban, entre aplausos y vítores y ellos se acercaron para darles la mano. Una vez dentro, tras saludar a los invitados uno a uno en el Patio de Honor, estuvieron hablando con ellos, antes de que se celebrara la cena.

reyes-4-ep-VER GALERÍA

reina-letizia7getty-VER GALERÍA

Desde que don Felipe es Rey ha querido que las cenas y recepciones de la Corona sirvan también de escaparate para promocionar la rica gastronomía española, y anoche le tocó el turno al chef Fernando Pérez Arellano, del restaurante Zaranda de Mallorca, que tiene dos estrellas Michelín. Según informa Diario de Mallorca, los invitados saborearon un rico cóctel compuesto de ostras Majórica, con remolacha, caviar de arenque y la perla del molusco; un bombón de buey ahumado, una coca de cebolla confitada con anchoa y oliva negra, un llonguet de atún o una terrina de llengua amb tàperes. Los aperitivos calientes constaron de Espinagada de anguila de sa Pobla, lechona confitada, all i pebre con pulpo de la costa, patata, ajo y pimentón, y pastela marroquí de estofado de gallina y canela. De postre, dulces locales, y para beber, vinos de la tierra.

reina-letizia5gtres-VER GALERÍA

- Los Reyes y sus hijas posan un verano más en el palacio de Marivent

- La Familia Real al completo con la infanta Elena y sus hijos, de cena en Mallorca

- La reina Letizia vuelve a lucir los pendientes diseñados por nuestra bloguera Elena Carrera

Doña Letizia eligió para esta ocasión un vestido de la colección Primavera Verano 2016 de Juan Vidal realizado en tafeta de seda natural con motivo floral asiático y corte en cintura con falda rizada de vuelo. Era la primera vez que la Reina apostaba por una prende de este joven diseñador. Doña Sofía, por su parte, escogió un original conjunto de pantalón y casaca gris con detalles en rojo. En sus pies, unas cómodas alpargatas plateadas. Y el Rey, como siempre, traje oscuro. Eso sí, apostó por una corbata azul cielo muy orginal.

reina-letizia2getty-VER GALERÍA

Con este acto, Felipe y Letizia cierran las actividades oficiales de su verano en Mallorca, que arrancó el pasado lunes con las recepciones a las autoridades de las islas en el mismo Palacio de la Almudaina. Felipe VI ha disfrutado apenas una jornada de la Copa del Rey de vela, ya que ha interrumpido sus vacaciones en la isla para despachar en Madrid con el presidente en funciones, Mariano Rajoy y poder seguir de cerca la actividad política en un verano "atípico" como confesó a los periodistas que acudieron a retratar el posado de la familia en los jardines de Marivent.

Más sobre