La reina Letizia y Michelle Obama unen fuerzas en pos de una educación universal

La noticia más esperada de la semana es finalmente la noticia del día. Michelle Obama ha comenzado su visita a España, en el marco de su gira para promover la escolarización de las niñas, y ya ha pronunciado junto a la reina Letizia en las Naves del Matadero de Madrid su discurso ante “cientos de chicas”, un total de 600, con las que ha compartido las “historias de aquellas otras a las que conoció en Liberia, en Marruecos y en otros de los viajes” que ha hecho para promover la iniciativa Let Girls Learn (Dejemos que las niñas aprendan), lanzada en 2015 para dar acceso a la educación a 62 millones de niñas y adolescentes en todo el mundo que no acuden a la escuela.

michelle-obama-gtres-VER GALERÍA

La Primera Dama de Estados Unidos, que llegó ayer por la tarde a nuestro país, acompañada por sus hijas, Malia y Sasha Obama, y por su madre, Marian Robinson, después de sendas paradas en Liberia y Marruecos, ha saludado muy cariñosamente a la Reina, que no pudo acudir a su especial recibimiento en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz por motivos de agenda -los Reyes se encontraban en Navarra visitando la fábrica Volkswagen-, pero que hoy no ha querido desaprovechar la oportunidad de unirse expresamente a su causa y, uniendo fuerzas en pos de una educación universal, de pronunciar unas palabras durante este mismo acto.

letizia-gtres-VER GALERÍA

Michelle Obama ha sido inspiradora en su intervención. Ha puesto de relieve el valor de las niñas -a nivel individual, comunitario e institucional-, su derecho a que reciban la educación y su aliento a que aprovechen todas las oportunidades formativas, con el fin de que puedan tomar las decisiones en su vida en las mejores condiciones y aumente su contribución y su relevancia en la sociedad. Ha apelado a la necesidad de que los países desarrollados inicien un cambio cultural que honre y respete a su población femenina, ya que la verdadera igualdad no solo se consigue con leyes, sino cambiando "las diferentes varas de medir" que se aplica a mujeres y hombres. Cambiando corazones. "Creo en el poder de las jóvenes", les ha dicho a su joven audiencia después de haberles contado las historias reales de niñas que trabajan de sol a sol y aún sacan tiempo para estudiar porque creen en sus sueños y en un futuro mejor. Le ha cedido el turno de la palabra a la reina Letizia: "Quiero presentarles a una persona que piensa como yo sobre la educación de las jóvenes... Es una voz poderosa... Es un modelo para ustedes y para todo el mundo, y la considero mi amiga. Es un placer presentarles a Su Majestad la Reina Letizia".

La reina Letizia ha sido impactante en forma y fondo. La Reina, que ha vuelto a dejar más que patente su don de lenguas alternando español e inglés durante toda su charla y su don de palabra con una plática directa, suelta y sin apoyos, ha saludado a todos los presentes: a la Primera Dama de Estados Unidos volviéndose hacia ella y, otra vez de frente, a las autoridades y a las “chicas”, antes de entrar en materia: “Creo que hoy, aquí, todas tenemos claro que la educación de las niñas transforma, protege, es productiva, está indisolublemente ligada a la justicia social y a la democracia, al bienestar familiar, a la promoción de la igualdad, a una mejor salud y nutrición. No profundizaré, por tanto, en tantas ventajas, en el círculo virtuoso que supone incorporar el talento, la energía e inteligencia de millones de niñas en todo el mundo”.

michelle-letizia-gtres7-VER GALERÍA

La soberana ha puesto el acento en “el valor de la herramienta tecnológica, de la alfabetización digital, como factor de desarrollo económico actual de primer orden. Ya no se trata tanto de recursos o infraestructuras como de cambio de actitudes y de determinadas creencias. Y la capacidad para localizar, organizar, comprender y analizar la información a través de la tecnología digital es, hoy, una de las maneras más eficaces para que millones de niñas no escolarizadas tengan acceso al conocimiento y, por tanto, a todas las oportunidades”. También ha sacado a colación la impresionante historia de una niña afgana llamada Baktay, que sueña con ir a la escuela, en la película Buda explotó por vergüenza. Tras lo cual ha agradecido la presencia a todos y en especial a Michelle Obama “por sus inspiradoras palabras y por el compromiso que expresan con algo que es, que debería ser, para todos, una necesidad prioritaria: la educación”.

michelle-letizia-cordon-VER GALERÍA


Momento en el que las damas, mujeres de influencia internacional y también dos amigas, se han reunido frente a frente en el escenario y en el que, tomándose de las manos, han hecho imagen su unión en esta causa. Las intervenciones han terminado, pero no el acto. Antes de marcharse en coches por separado, porque doña Letizia debía adelantarse a su invitada para recibirla en su residencia y porque Michelle se desplazaría también con su familia hasta la Zarzuela, la Reina y la Primera Dama de Estados Unidos se han entregado a sus chicas y a sus móviles, que han dado prueba gráfica de su elegancia.

Ambas han vestido su reencuentro de sus colores fetiches: Michelle, que reinó en su baile presidencial de blanco, ha hecho un guiño a la moda española decantándose en Madrid por un vestido con escote en V y falda de vuelo de DELPOZO y del mismo tono que su traje más importante como Primera Dama, que combinó con unas sandalias de pulsera en plata, mientras que doña Letizia volvió a ser reina de rojo, color de tantos éxitos, con un vestido drapeado firmado por Nina Ricci y salones nude de Prada y sus largos pendientes de TOUS de piedras de tonalidades frías y cálidas.

-¿Dónde se encontraba la Reina mientras Michelle Obama llegaba a Madrid?

-Malia Obama, digna embajadora de su apellido en el mundo

-Un té, unos tacones y un 'cumpleaños feliz' en la Casa Blanca

-Michelle Obama y su hija Sasha regresan a Estados Unidos tras su visita a Marivent

michelle-obama-gtres3-VER GALERÍA

La Reina ha dado la bienvenida con los brazos abiertos a la Primera Dama de Estados Unidos en la Zarzuela, donde ambas han mantenido una reunión privada y han disfrutado de un refrigerio de zumos y refrescos. Aunque la prensa no estaba convocada, la Casa Real ha difundido algunas imágenes de su cariñoso encuentro en los jardines de la residencia de los Reyes. Tal vez en Palacio Malia y Sasha Obama, dignas embajadoras de su apellido en el mundo, hayan tenido la oportunidad de encontrarse con la Princesa de Asturias y la infanta Sofía, tal vez no porque estas fechas coinciden con la semana de campamento de las hijas de don Felipe y doña Letizia. Michelle Obama y sus acompañantes en esta gira permanecerán en España hasta el viernes y llegarán a Washington ese mismo día por la noche, hora local. Veremos si aún nos depara alguna sorpresa más su visita.

Más sobre