La infanta Cristina seguirá en el banquillo por el caso Nóos

La Audiencia Provincial de Baleares ha rechazado aplicarle la Doctina Botín como solicitaba la defensa y apoyaban la Fiscalía y la Abogacía del Estado.

La Audiencia Provincial de Baleares ha acordado mediante un auto que la infanta Cristina continúe en el banquillo de los acusados y sea juzgada como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales en el marco del caso Nóos. El Tribunal ha rechazado de este modo aplicar la doctrina Botín a la hermana del rey Felipe VI, como pedían su defensa, la Abogacía del Estado y la Fiscalía.

infanta-cristina1VER GALERÍA

El tribunal provincial ha desestimado la cuestión previa planteada por la defensa de la Infanta sobre la no legitimidad de Manos Limpias para acusarla en solitario. La acusación popular uúnicamente ejercida por el sindicato pide para ella ocho años de prisión como cooperadora necesaria en dos delitos presuntamente cometidos por Iñaki Urdangarin.

Los abogados de doña Cristina expusieron en la primera jornada del juicio por corrupción, que empezó el pasado 11 de enero en la Escuela Balear de la Administración Pública de Palma, las razones por las que consideraban que la acusación contra la hermana del Rey no se podía mantener si únicamente la sostenía el sindicato que ejerce la acusación popular, apelando a la llamada doctrina Botín. Pidieron la estricta aplicación del artículo 782.1 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) y de dicha doctrina fijada por el Tribunal Supremo en 2007, en virtud de la cual la acusación popular no está legitimada en solitario para sentar a alguien en el banquillo por delitos fiscales.

El tribunal formado por las juezas Samantha Romero, Eleonor Moyà y Rocío Martín ha resuelto finalmente que no se aplicará a la Infanta la doctrina Botín y que seguirá sentándose en el banquillo por el caso Nóos. Los acusados comparecerán para declarar entre el 9 y el 26 de febrero, según el orden propuesto por el Ministerio Fiscal.

Roca lamenta la 'pena de banquillo'
Cristina de Borbón ha recibido este nuevo revés judicial a su regreso de su viaje de la India, país que ha visitado durante cuatro días para desempeñar labores humanitarias mientras el tribunal decidía si la levantaba del banquillo, lo que finalmente no ha ocurrido. El abogado de la Infanta, Miquel Roca, ha lamentado la “pena de banquillo” a su defendida por el caso Nóos, porque “la reciente resolución de la Audiencia se aparta de la literalidad de la ley y de la doctrina consolidada del Tribunal Supremo” -en alusión a la doctrina Botín- para “recoger las tesis de Manos Limpias”.

Lo ha dicho en declaraciones a la prensa a las puertas de su despacho, donde ha explicado que según esta resolución la esposa de Iñaki Urdangarin Roca deberá sentarse en el banquillo, ya que no se pueden presentar más recursos hasta la sentencia -según sea el fallo-, pero antes podrán presentar una protesta por esa resolución, que ha respetado. "Lo que tenga que decir la Infanta es muy sencillo. Ya lo verán", ha añadido Roca sin querer concretar más sobre su defensa.

La Casa del Rey: 'Absoluto respeto a la decisión judicial'
La postura de la Casa del Rey ante la noticia de que la Infanta continuará sentándose en el banquillo de los acusados ha sido la misma que se ha mantenido desde el inicio mismo del nuevo reinado: "Absoluto respeto a la decisión judicial". Una posición la de Felipe VI de absoluto respeto a la independencia del poder judicial y de ejemplaridad de la institución monárquica, muy difícil como hermano, pero imperativa como Rey, que ha defendido en todo momento y que ha llevado a sus últimas consecuencias con la revocación del título de Ducado de Palma a la infanta Cristina.

Más sobre

Leer más