La Reina y la Primera Dama de Colombia, duelo de elegancia en Palacio

Don Felipe y doña Letizia recibieron en su residencia de La Zarzuela al presidente colombiano Juan Manuel Santos Calderón y a su esposa, María Clemencia Rodríguez, que inician una visita de Estado de tres días a España y que hoy asistirán en el Palacio Real a una cena de gala en su honor

La Reina ha ejercido de perfecta anfitriona de la perfecta invitada, la Primera Dama de Colombia. Tanto doña Letizia como María Clemencia Rodríguez reinan aunque se propongan lo contrario, y su encuentro de ayer en el Palacio de la Zarzuela se convirtió en la mejor demostración.

reyes-11VER GALERÍA


Los Reyes comenzaban esta semana oficial el domingo, y no el lunes, con la segunda visita de Estado como anfitriones desde su proclamación. Los soberanos ofrecieron este primer domingo de marzo cargado de trabajo un caluroso recibimiento en el Palacio de El Pardo y un posterior almuerzo en el Palacio de la Zarzuela al Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y a su esposa, María Clemencia Rodríguez, que iniciaban una visita oficial de tres días a España para fomentar la cooperación empresarial, cultural y en el apoyo al proceso de paz contra los grupos guerrilleros.

Mientras don Felipe y doña Letizia esperaban la llegada de sus invitados ante la escalinata del Palacio, residencia oficial habitual de los Jefes de Estado extranjeros de visita a nuestro país, fuimos testigos de la gran complicidad de los Reyes que una vez más hicieron gala de su nuevo talante como soberanos y su buen humor tras compartir algunas confidencias. La Reina rió y rió como pocas veces la hemos visto, ante un comentario de su esposo, hasta el punto de que tuvo que enjugarse en un momento dado las lágrimas de risa.

Don Felipe y doña Letizia saludaron de manera cordial al mandatario y su esposa en la tradicional ceremonia oficial de bienvenida a nuestro país. Durante este acto oficial, anfitriones e invitados escucharon los himnos de los dos países y los disparos de 21 salvas de honor. El Rey y el Presidente pasaron revista a una compañía de honores y después presenciaron un desfile de la Guardia Real desde el palco de honor junto a sus esposas, protagonistas de un verdadero duelo de estilo, y saludaron a las delegaciones de los dos países.

Si la elegancia de las damas salía a relucir naturalmente como tantas otras veces o si el careo de dos reinas del buen vestir les obligó a sacar sus mejores galas es discutible, pero no que ambas cumplieron sobradamente las expectativas. Doña Letizia rescató un antiguo vestido beige y negro de la firma OKY COKY que dormía en su armario desde hace algunos años y que estrenó con ocasión de la entrega de los Premios Barco de Vapor. Esta vez lo conjuntó con un abrigo negro de Hugo Boss, unos salones nude en charol de Magrit y una cartera de mano negra guateada de Felipe Varela.

Clemencia Rodríguez estuvo a la altura del estilo regio con un vestido gris y chaqueta a juego, con perlas en la bocamanga como adorno, unos salones y un clutch a tono. Rivalizaron en belleza y distinción, pero en nada más. La perfecta anfitriona y la perfecta invitada estuvieron charlando amigablemente durante este primer vis a vis. Esta noche asistiremos a otro de gala en el Palacio Real.


santos-colombia-2VER GALERÍA

Otra oportunidad para conocer mejor a María Clemencia Rodríguez o Tutina, como la llaman en su país. La Primera Dama de Colombia es la segunda esposa de Santos, que a su vez es también su segundo marido. De 1982 a 1985, estuvo casada con el publicista Christian Toro, mientras que el mandatario contrajo primeras nupcias con Silvia Amaya Londoño. La actual pareja presidencial se conoció durante un almuerzo con amigos, cuando Juan Manuel Santos era subdirector del diario EL TIEMPO. Ninguno de los dos tuvo descendencia de sus primeros matrimonios, los hijos llegaron tras su enlace civil en 1987 y a la vuelta de su estancia en Nueva York por una beca de periodismo de Santos: Martín, María Antonia y Esteban, “un milagro de la Virgen”, en propias palabras de la Primera Dama, ya que durante el embarazo sufrió un desprendimiento de placenta. Tutina asumió su papel oficial como “un compromiso” con su familia y con “47 millones de colombianos” sin ninguna otra motivación que la de servir. Como toda primera dama que se precie de serlo, también ella tiene su causa y se ha dedicado a trabajar por “la atención a la infancia, la nutrición, la salud y la educación con el proyecto De Cero a Siempre”. La entrega le ha reportado gran popularidad y su elegancia la ha llevado a las portadas de prestigiosas cabeceras de moda.

Este ha sido el prólogo de la intensa agenda oficial de esta semana en la que el Rey hoy viajaba a Barcelona, el rey Juan Carlos iniciaba el fin de semana un viaje de representación en Uruguay y Washington y doña Sofía presidía hoy en Madrid la 50ª edición del premio de pintura y escultura que lleva su nombre. El Presidente de Colombia, que agradeció a Felipe VI "todo el apoyo" político y diplomático recibido por España durante la primera jornada de su visita de Estado para reforzar la ya "muy productiva" inversión española en el mercado colombiano, tiene también un apretado programa de trabajo. La pareja presidencial visitará hoy el consulado colombiano en Madrid y participará en un foro sobre el proceso de paz. Durante el tercer y último día de la visita, Juan Manuel Santos asistirá a un encuentro empresarial organizado por la patronal española CEOE y la Secretaría de Estado de Comercio, en el que se presentarán las oportunidades de negocio que ofrece el mercado colombiano. El Presidente colombiano también se reunirá con el Presidente español, Mariano Rajoy; recibirá las Llaves de Oro de Madrid en la sede del Ayuntamiento, y presidirá la clausura de la trigésimo cuarta Feria de Arte Contemporáneo de Madrid (ARCO). Este primer encuentro es solo el principio.


santos-colombia-3VER GALERÍA

Más sobre