El rey Juan Carlos celebra su primer cumpleaños tras dejar el trono, después de recibir el Año Nuevo en California

El Monarca soplará las 77 velas, por primera vez sin ceñir la Corona, tras un año repleto de momentos emocionantes e históricos

El rey don Juan Carlos celebra este 5 de enero su 77 cumpleaños, el primero como “jubilado” tras haber abdicado la Corona de España en su hijo, el rey Felipe VI, hace poco más de seis meses. Será por tanto la primera vez desde que cumpliera los 38 años, allá por el año 1976, que el Monarca soplará las velas sin ser el Jefe del Estado.

rey-juan-carlos2VER GALERÍA

Será también la primera vez que el rey Juan Carlos no asista al día siguiente de su cumpleaños a la tradicional recepción de la Pascua Militar en el Palacio Real de Madrid, una cita obligada para el Monarca los últimos 38 años. En esta ocasión será Felipe VI quien, acompañado por la reina Letizia, presida esta celebración tan enraizada en la vida castrense española. El nuevo estatus de don Juan Carlos ha provocado una notable disminución de su actividad institucional, quedando ahora reducida a asistir al actual Soberano en su agenda oficial “en actos puntuales y concretos por encargo del Rey”.

Tradicionalmente, el cumpleaños de don Juan Carlos representaba el último día de sus vacaciones navideñas, coincidiendo con la noche de Reyes, pues nunca faltó a la citada Pascua Militar, incluso los últimos años en los que coincidió con periodos de recuperación y convalecencia de sus operaciones quirúrgicas.

La Zarzuela no ha hecho público cómo celebrará don Juan Carlos su aniversario, como tampoco lo suele hacer con ningún otro miembro de la Familia Real, por considerarse los cumpleaños algo perteneciente al ámbito de la esfera privada. En algunas monarquías la celebración del cumpleaños del Monarca trasciende lo estrictamente familiar llegando incluso a ser, como en el caso de Holanda, la fiesta nacional.

rey-juan-carlos1VER GALERÍA

Lo que sí se ha sabido es cómo ha recibido el rey emérito el nuevo año. Según informa Europa Press, don Juan Carlos decidió decir adiós a 2014 lejos de España y lo hizo disfrutando de unos días de relax en California (Estados Unidos). En una fotografía se ha podido ver al rey almorzando en uno de los restaurantes más conocidos de Beverly Hills, The Ivy, muy frecuentado por celebridades de todo el mundo.

Desde su abdicación, don Juan Carlos atiende esos compromisos oficiales que le encarga el rey Felipe y poco a poco va recuperando esas otras actividades de su vida privada después de treinta y ocho años de reinado. Entre ellas, su pasión por la gastronomía tal y como se ha podido comprobar en las últimas semanas al ver a don Juan Carlos en algunos de los más prestigiosos restaurantes de España, una ruta gastronómica que se desveló en las páginas de la revista ¡HOLA!

Con la celebración de su cumpleaños, don Juan Carlos cierra un ciclo de un año sumamente importante, lleno de emociones y acontecimientos históricos para él y su hijo el rey Felipe. Ha sido el año del relevo, de la transmisión de la Jefatura del Estado tal y como establece la Constitución. Su decisión de abdicar la Corona fue seguida de la proclamación de Felipe VI dentro de una admirable normalidad institucional. Y se sucedieron los gestos y los actos de homenaje a su figura desde el mismo día de su abdicación, cuando el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, elogió la labor de don Juan Carlos como “un defensor infatigable de nuestros intereses, garantía de convivencia y de paz”.

Otro momento especialmente imborrable en la memoria de don Juan Carlos seguro que es el instante en que su hijo se refirió a él en su discurso de proclamación ante las Cortes: “Quiero rendir un homenaje de gratitud y respeto hacia mi padre, el Rey Juan Carlos I. Un reinado excepcional pasa hoy a formar parte de nuestra historia con un legado político extraordinario”, dijo entonces con emoción el ya rey Felipe. Unas palabras que encontraron el aplauso de todos los representantes de la soberanía nacional. Unas horas después los dos reyes recibían las muestras de apoyo y cariño del pueblo español cuando toda la Familia Real saludó desde el balcón de Palacio. Era el reconocimiento popular a un reinado en el que don Juan Carlos supo ganarse el afecto de todos sus conciudadanos: no sólo por la manera que tuvo de enfrentarse a los problemas sino también, por la cercanía que transmitió y sigue transmitiendo en sus apariciones públicas.

Más sobre

Regístrate para comentar