La Reina da su alerta roja en la cumbre mundial contra el hambre y la malnutrición

La reina Letizia comparte foro con el Papa, la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet; el Presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, y Melinda Gates, de la Fundación Gates

La Reina abordaba hoy su compromiso internacional de mayor relevancia como soberana: su debut como ponente en una cumbre mundial. Doña Letizia ha dado su alerta roja, vestida de ídem -un nuevo Varela de tweed y crepé amapola- y luciendo su nuevo must, en la II Conferencia Internacional sobre Nutrición, que se celebra en la sede en Roma de la FAO, la agencia de las Naciones Unidas para la alimentación y la agricultura: "Es inaceptable que más de 850 millones de personas padezcan hambre crónica y más de 1.400, sobrepeso y obesidad", ha dicho alto y claro.

fao-letizia-getty1-VER GALERÍA


La reina Letizia se ha volcado en la lucha contra el hambre y la malnutrición junto a numerosas autoridades y personalidades como la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet; el Presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano; Melinda Gates, presidenta de la Fundación Gates, así como el papa Francisco, que se detuvo unos instantes a su entrada al auditorio para saludar a la Reina, que se sentaba en primera fila y que le correspondió con una leve reverencia.

Ante una audiencia de primer nivel y con bolígrafo en mano, doña Letizia pronunció en español (todos los intervinientes hablan en su propio idioma al igual que en la asamblea de la ONU) su discurso sin recurrir a sus papeles, dejando patente su pasado de presentadora y su habilidad como oradora en el púlpito. Durante los cinco minutos de su intervención subrayó que "la malnutrición", entendiendo por ésta tanto la desnutrición y la carencia de nutrientes como el sobrepeso y la obesidad, "es la principal causa de enfermedad en el mundo".

fao-letizia-getty4VER GALERÍA


La reina Letizia destacó el "valor especial" de las mujeres para la mejora de la nutrición: "Mientras la mujer siga siendo la responsable de la alimentación familiar en muchos lugares del mundo, es fundamental dotarla de los conocimientos necesarios –cada una en su situación- para contribuir a la mejora de la nutrición. Una mujer con acceso a la educación supone un beneficio para toda la comunidad. Es decir, cuando se centra la atención en las mujeres, la repercusión en los hogares es mayor y, por tanto, el impacto social es enorme".

También reclamó de la "gran industria alimentaria" su colaboración en la tarea de promover la salud pública y la convergencia de los "intereses comerciales" con la "responsabilidad política" para la erradicación da la obesidad. En esta línea hizo hincapié en la recomendaciones de la OMS para reducir y limitar el consumo de grasas saturadas, azúcar y sal, e incluso eliminar las grasas hidrogenadas. Porque, recordó, "ningún país en el planeta, ninguno, ha logrado revertir la epidemia de obesidad".

La Reina insistió que la malnutrición se trata "de un problema de todos que todos debemos abordar", un auténtico "desafío" y, sin olvidar la apuesta que deben hacer las instituciones para promover la investigación científica, con financiación suficiente y desarrollada con "independencia y rigor", apuntó que España mantiene su compromiso con la salud pública y trata de fomentar la dieta mediterránea como garantía de una forma de vida saludable.

fao-letizia-g3-4VER GALERÍA



Cerró su discurso con una felicitación "a todos los que tratan de que cualquier ser humano en cualquier rincón del planeta, tenga una vida mejor y más saludable" y el firme compromiso de España "a respaldar la Declaración Política y el Marco de Acción conjunta que resulten de esta conferencia". Su exposición coincidió con la llegada del papa Francisco, que intervino tras la presentación del Director general de la FAO, José Graziano da Silva, y cuyas palabras escuchó la reina Letizia junto a los demás compromisarios: "El hambriento de la esquina nos pide dignidad, no limosna" ha dicho.

Aquí no acabó la participación de la Reina en la FAO. Posteriormente, mantuvo una reunión con el personal de dirección de la OMS y asistió a la mesa redonda La nutrición en todos los sectores, a la que ha seguido un almuerzo ofrecido por el Director General de la FAO, en el que doña Letizia ha estado acompañada por la Ministra de Agricultura, Alimentación y Mediambiente, el Embajador representante permanente de España ante los Organismos de Naciones Unidas en Roma y por la Embajadora representante permanente de España ante los Organismos de Naciones Unidas en Ginebra. La reina Letizia mantendrá finalmente un encuentro con el personal español destinado en la FAO y con la intervención de la Ministra de Agricultura, Alimentación y Mediambiente finalizará su viaje a Roma.

fao-letizia-getty2VER GALERÍA



Más sobre