Último destino de su gira de presentación por países vecinos

Los Reyes, con paso firme en París

Don Felipe y doña Letizia inician su cuarto viaje internacional en poco más de un mes de reinado

Reyes de España en ParísVER GALERÍA

 

Apenas llevan un mes en el trono y ya llevan miles de kilómetros recorridos como Reyes. Hoy don Felipe y doña Letizia han sumado otros tantos más y han continuado su andadura como soberanos con paso firme en Francia. La pareja llegó, vio y venció en apenas seis horas de visita en París, su cuarto viaje internacional en sus pocos más de treinta días de reinado y el último de su gira de presentación por los países vecinos de España.

Esta visita relámpago ha mantenido el mismo guión que la realizada hace dos semanas a Portugal: una cálida bienvenida y una apretadísima agenda llena de reuniones, con almuerzo en el Palacio presidencial y brindis incluidos. El caluroso recibimiento en Lisboa ha sido superado, si es posible, por el de París. Don Felipe y doña Letizia, que se ha vestido de estreno para la ocasión con un vestido capa en hilo beige cuerda con bordado en hilo de seda e incrustaciones de tul y organza, de Felipe Varela, y unas sandalias de ante, de Magrit, fueron recibidos por el Presidente francés, François Hollande, a las puertas del Elíseo y, tras los protocolarios saludos y los honores militares, los tres se han dirigido al interior donde han tenido un cómodo encuentro en el que trataron acerca de la lucha antiterrorista, considerada una prioridad compartida, así como el combate del narcotráfico y la delincuencia organizada, además de las posibilidades de reforzar las interconexiones energéticas.


Reina LetiziaVER GALERÍA


La reina Letizia ha vuelto a dar la mejor imagen de España, mientras que el rey Felipe. El monarca ha subrayado ante el Presidente francés los vínculos entre España y Francia y sus retos comunes para "dar un nuevo impulso al proyecto europeo", y aseguró que la prioridad debe ser "trabajar por un mayor crecimiento económico" y contribuir a la creación de empleo. El monarca español pronunció estas palabras en el brindis previo al almuerzo ofrecido por Hollande en su honor y en el de la reina Letizia en el Palacio del Elíseo.

Para el rey Felipe, en un "contexto de confianza en la plena superación de la crisis económica de las últimas décadas", España y Francia "comparten la responsabilidad de dar un nuevo impulso al proyecto europeo", con especial empeño en luchar contra el paro juvenil. "Deseamos y debemos lograr una mayor cohesión económica, social y territorial, incrementar el bienestar de nuestros ciudadanos y dar respuestas a los problemas que les preocupan", insistió, sin olvidar que "acercar Europa a los ciudadanos debe ser, hoy más que nunca, una ambición compartida".

Con unas "sólidas bases de amistad y entendimiento", prosiguió, españoles y franceses deben para el jefe del Estado Español seguir trabajando juntos, y en este sentido se refirió a la exitosa experiencia de la colaboración hispano-francesa contra ETA. A su juicio, esta cooperación ha sido "un modelo ejemplar para acabar con aquella lacra que vulneraba los derechos más elementales de la persona". Felipe VI pronunció en francés algunos pasajes de su discurso, para ratificar que Francia es una "nación admirada, un vecino muy apreciado y un socio indispensable en tantos proyectos que nos unen y ligan nuestros destinos", según sus palabras.

 

Reyes y Françces HollandeVER GALERÍA



Ante Hollande, la reina Letizia y otros 22 invitados al almuerzo, dejó claro el apoyo de España al "liderazgo" asumido por Francia en la lucha contra el terrorismo yihadista en el Sahel, y agradeció el respaldo prestado por este país a la candidatura española al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Por otro lado, resaltó las 5.000 iniciativas empresariales emprendidas conjuntamente por Francia y España, con unos intereses comerciales que alcanzan los 66.000 millones de euros al año.

También hizo referencia a los millones de ciudadanos que se desplazan de un país a otro, siguiendo unos flujos muy importantes a lo largo de la historia, y aprovechó para agradecer la acogida prestada "de un modo abierto y generoso" a los españoles. Ejemplo de ello, hizo notar, son dos de los asistentes, el primer ministro Manuel Valls y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, ambos de origen español. 

 

Reina LetiziaVER GALERÍA

 

Tras el almuerzo, los Reyes, que han estado acompañados durante su visita por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, se han desplazado a la Asamblea Nacional, en el Hôtel de Lassay, donde les ha recibido el Presidente de la institución, Claude Bartolone.

El siguiente punto de su agenda fue el palacete de Matignon, sede oficial del primer ministro. Allí fueron recibidos por Manuel Valls, político nacido en Barcelona, y por su esposa Anne Gravoin, que del mismo modo que la Reina optó por los tonos pastel para la cita. Valls salió a recibir a los Reyes al patio del palacio, cogido de la mano de su esposa, quien saludó con dos besos a doña Letizia. Manuel Valls mantiene fuertes lazos institucionales con España desde su anterior etapa como ministro galo de Interior, por el refuerzo de la colaboración hispano-francesa contra el terrorismo.

 

nullVER GALERÍA


Cuando salieron del Hôtel de Matignon, la insistencia de los periodistas para que Felipe VI les dirigiera la mirada provocó una divertida anécdota con el primer ministro como protagonista. Un fotógrafo no dejaba de invocar al Rey como "majestad, majestad", a lo que Manuel Valls contestó en tono divertido: "¿Es a mí a quien llama majestad?"  El reportero le respondió negativamente y el mandatario francés, sin perder la sorna, le replicó: "Pues debería".

 

nullVER GALERÍA

 

Tras la entrevista con Valls, los Reyes cerraron la agenda de su viaje exprés a París en el Petit Palais de Luxemburgo, donde les esperó el Presidente del Senado, Jean Pierre Bel. Esta visita oficial ha sido la última salida al extranjero prevista por los Reyes para el mes de julio; en agosto está previsto que don Felipe viaje a Lieja (Bélgica), donde junto a otros Jefes de Estado se unirá a la celebración de los actos conmemorativos del centenario de la Primera Guerra Mundial.

 




Más sobre