Los Príncipes de Asturias, tarde de paseo y visita cultural con sus hijas, las infantas Leonor y Sofía

Don Felipe y doña Letizia han posado con sus hijas en la Granja de Esporles, en Mallorca

El verano real ya tiene burbujas. Los objetivos gráficos vuelven a bullir con una nueva aparición de los Príncipes de Asturias y sus hijas, las infantas Leonor y Sofía, que han consentido a la prensa con un posado en la Granja de Esporles, situada en pleno corazón de Mallorca, en la Sierra de Tramuntana. Las salidas de la Familia Real española son la chispa de la temporada estival en Mallorca, y esta de hoy de los cuatro da vida a las crónicas reales. Este es el segundo posado real.

 

nullVER GALERÍA

 

Los Príncipes llegaron a media tarde y comenzaron su visita a esta finca, donde historia, gastronomía y naturaleza se dan la mano, después de posar para todos los medios de comunicación congregados. Doña Letizia llevó para la ocasión un pantalón pitillo de color azul turquesa, una blusa blanca sin mangas, y unas sandalias planas, mientras que las niñas llevaron unos shorts y una blusa con estampado floral, la infanta Sofía en tonos morados y la infanta Leonor en tonos grises y blancos; y don Felipe con un pantalón vaquero, camisa blanca y unas sandalias menorquinas, de color gris.

 

nullVER GALERÍA

 

Los cuatro han disfrutado de la visita a esta mansión del S. XVII, que pertenece a la familia Seguí, de sus jardines, sus fuentes y también han visto los animales que tienen, que ha sido lo que más les ha gustado a las pequeñas de la casa. Sin duda, un día muy especial para la familia, que un año más pasa sus vacaciones en la isla de Mallorca.

Ya vimos a la princesa de Asturias y a sus hijas el pasado viernes en Palma, donde posaron en familia con la Reina, la infanta Elena, sus dos hijos, Felipe y Victoria Federica de Marichalar, y los hijos de la infanta Cristina, Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel e Irene Urdangarin, con ocasión de la entrega de premios del curso de vela de la Escuela Nacional de Calanova, donde los sobrinos de la Princesa de Asturias habían hecho el curso de vela en el que participan todos los años.

Hasta ese posado las vacaciones de la Familia Real en Mallorca habían transcurrido entre las prácticas de vela de los nietos de los Reyes en Calanova y las regatas del príncipe Felipe en aguas baleares. El Príncipe ha competido en la 32ª Copa del Rey Mapfre de Vela durante tres días al frente del Aifos de la Armada Española, aunque no participó en las regatas del último día para estar con su familia y para disfrutar todos juntos de una divertida jornada navegando y bañándose en la isla de Cabrera como despedida a los hijos de la infanta Cristina, que concluían sus vacaciones en Palma de Mallorca y regresaban a Barcelona.

Sin embargo no faltó ayer a la entrega de los premios de la recién finalizada competición. Un torneo, que según comentan ha sido la mejor regata de todos estos años y que finalizó con la mitad de los equipos ganadores españoles: Movistar, Rats on Fire, Vamos Spain y Turismo do Algarve. A pesar de que se esperaba que acudiese con la princesa Letizia, el Príncipe de Asturias estuvo solo, sin más compañía que las autoridades locales, y eso sí en todo momento muy relajado. Así que los periodistas congregados en el incomparable marco de Ses Voltes se envalentonaron y aprovecharon la oportunidad que se les brindaba para hablar con el príncipe Felipe, después de que hiciera entrega de los premios a los respectivos ganadores y les diera la enhorabuena. Momento que se convirtió en la gran alegría de la prensa.

 

nullVER GALERÍA

 

Abrieron fuego preguntándole si podían saludarle con dos besos: “Sí -contestó el Heredero con una sonrisa-, pero cuidado que pincho con la barba”. El Príncipe, cortés y encantador, no esquivó ninguna pregunta, aunque no pudo precisar alguna de las cuestiones como hasta cuándo permanecerán en la isla balear de vacaciones: “No lo sabemos todavía. Yo, desde luego, tengo que viajar a Paraguay a la toma de posesión el día 13, así que estaremos en la cena con las autoridades el día 6”. Las infantas Leonor y Sofía centraron la charla. Había ganas de verlas disfrutando del veraneo real en Mallorca y, ya puestos, navegando -para eso habrá que esperar al menos a que hayan cumplido los ocho años reglamentarios- como a sus primos: “No hay que forzarlas, eso es como venga. A mí me gustaría que se aficionasen, pero sin obligarlas, aunque como lo han visto en casa eso ayuda”. El Príncipe de Asturias comentó divertido lo altas que están: “Son las dos más o menos igual, se llevarán unos dos o tres centímetros”.

More about

Read more