La Familia Real se adapta a los recortes: el Rey y el Príncipe se bajan el sueldo un 7,1 por ciento

Supone una rebaja de 20.910 euros en el sueldo antes de impuestos de don Juan Carlos y de 10.455 euros en el caso de don Felipe

Don Juan Carlos y el príncipe FelipeVER GALERÍA


El Rey ha decidido rebajar en un 7,1 por ciento su sueldo bruto anual, así como el de su hijo, el Príncipe de Asturias, ya que han decidido acogerse al real decreto publicado en el BOE el pasado sábado sobre los recortes del sueldo a los funcionarios. Esto supone una rebaja de 20.910 euros en el sueldo antes de impuestos de don Juan Carlos y de 10.455 euros en el caso de don Felipe.

Según han informado hoy fuentes de la Casa del Rey en un encuentro con medios informativos celebrado en el Palacio de la Zarzuela, el jefe del Estado ha decidido también recortar en un 7,1 por ciento la cantidad anual asignada para gastos de representación del resto de miembros de la Familia Real, que se verá reducida por tanto en 22.365 millones de euros.

El jefe de la Casa del Rey, cuyo cargo cuenta con rango equivalente al de un ministro, experimentará un recorte en la misma cuantía, mientras que al resto de altos cargos y funcionarios de la institución se les aplicará la supresión de la paga extraordinaria de Navidad acordada por el Gobierno para los funcionarios de la Administración del Estado.

El ahorro que se logrará con estas medidas se sitúa entre 90.000 y 100.000 euros, que serán reintegrados al Tesoro Público, según han explicado las mismas fuentes, que han precisado que la retención por IRPF del sueldo anual del rey -antes de la actualización a que se someterá en agosto- ronda el 45 por ciento, mientras que la del príncipe se acerca al 39 por ciento.

La asignación anual que recibe la Casa del Rey ya había disminuido un 2,01 por ciento, hasta los 8,26 millones, por lo que, tras este recorte de sueldos acordado por don Juan Carlos en línea con el decreto de medidas urgentes del Gobierno publicado el pasado sábado en el BOE, se verá reducida a unos 8,16 millones, lo que supone un ahorro global superior a 265.000 euros respecto a 2011.

Más sobre