Las Casas Reales se reforman

La realeza responde con cambios y recortes a las actuales exigencias de transparencia, de austeridad y de modernización de sus países

Renovarse o morir parece que claman últimamente las Casas Reales de Europa. Los difíciles tiempos de hoy obligan y, al dictado de las actuales exigencias de transparencia, de austeridad y de modernización, una Casa tras otra responde con cambios, recortes y más reformas: España, Reino Unido, Bélgica, Holanda y Luxemburgo han sido las primeras, mientras la escandinavas (Noruega, Suecia y Dinamarca) apuran la bonanza.

 

nullVER GALERÍA


Casa Real de España

Política de transparencia
Los gastos de la Casa del Rey, a diferencia de otras monarquías europeas, ni están sujetos al control del Tribunal de Cuentas ni hasta ahora se detallaban públicamente como reclamaban las formaciones de izquierda. Pero no queda otra en época de crisis que revisar los números con lupa. Por ello, la nueva política de transparencia de la Casa del Rey pasa por dar detalle del uso que la institución hace de su asignación global de los Presupuestos Generales del Estado. Para que todos los españoles tengan las cuentas claras de la Familia Real.

Por primera vez desde 1979, la Casa del Rey ha presentado en capítulos y subcapítulos la distribución interna de estos gastos, que son controlados y auditados con carácter previo y posterior. El secretario general de la Casa del Rey, Alfonso Sanz Portolés, expuso el pasado mes de diciembre el detallado desglose, que figura a partir de ahora en la web de la Casa Real.

La era digital
La comunicación digital ha sido la asignatura pendiente de la Casa Real. Se han introducido algunos cambios en la web, se planean otros y se estudia la posibilidad de irrumpir en el mundo de las redes sociales, quizás con sendos perfiles de los Príncipes de Asturias. Otras monarquías europeas ya se han unido a este fenómeno y sus miembros cuentan con espacios en Facebook o Twitter, como es el caso de las Casas Reales de Suecia, Inglaterra y Holanda.

Cambios de representación
La investigación judicial sobre la supuesta apropiación de fondos públicos que salpicaría a Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina y yerno del Rey, ha promovido el primer cambio de representación institucional: el duque de Palma ha sido apartado de la agenda oficial de la Familia Real. Pero no será el único: la Casa Real adelantó que los actos de representación de las infantas Elena y Cristina se reducirán progresivamente.

 

nullVER GALERÍA

 

La Casa Real de Inglaterra

Medidas anticrisis
También la reina Isabel se ha querido solidarizar con aquellos a los que la crisis económica ha pasado factura. Sus medidas anticrisis (algunas tan criticadas como la cancelación de la fiesta de Navidad de sus empleados) han resultado un éxito según las últimas cuentas del palacio de Buckingham. Otros miembros de la familia real inglesa, como la duquesa de Cambridge, han contribuido a esta filosofía de ahorro y austeridad con el reciclaje de sus vestidos y la adquisición de su atuendo casual en firmas asequibles como Zara. 

Mayor representación de los duques de Cambridge
Los duques de Cambridge han adquirido mayor representación institucional desde su boda. La pareja real ya ha realizado sus primeros viajes oficiales a Canadá y a Estados Unidos e incluso la duquesa Catherine ha representado por primera vez al príncipe de Gales en una cena de gala. Por el contrario, el príncipe Andrés, tercer hijo de la reina Isabel II y Felipe de Edimburgo, dejará de ser el embajador comercial del Reino Unido en el mundo, su principal labor oficial. El príncipe abandonará en breve el cargo de Representante especial de comercio internacional e inversiones, que depende del Ministerio de Empresas, Cualificaciones e Innovación después de diez años.

 

nullVER GALERÍA


Casa Real de Luxemburgo

Modernización de la institución
Recientemente se ha hecho público que el Gran Duque Enrique de Luxemburgo ha propuesto cambiar la Ley de Sucesión para hacerla igualitaria. Hasta ahora la Ley luxemburguesa sólo permitía a las mujeres acceder al trono en caso de que no hubiera candidatos masculinos o que estos estuvieran solteros o al margen de las actividades oficiales de la Casa Real. A partir de ahora las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres en la línea de sucesión. De este modo se cumple una de las promesas del Gran Duque, realizada en numerosos discursos, en su afán de modernizar la institución.

Austeridad
Aunque la situación económica de Luxemburgo es muy positiva en comparación con otros países europeos, la Casa Real ha hecho pública su voluntad de funcionar de una manera austera y eficiente. El presupuesto anual de la Casa Real de Luxemburgo está estimado en algo menos de 9 millones de euros.

 

nullVER GALERÍA



Casa Real de Holanda

Medidas de ahorro
Las medidas de ahorro presentadas en septiembre del año pasado por el Gobierno holandés para afrontar la crisis económica han afectado de forma notable a la Casa Real que en 2012 recibirá 5 millones de euros menos que el año anterior. Así el presupuesto de la Casa Real se reduce de 44,5 millones de euros en 2011 a 39,5 en 2012. La Reina recibirá este año como salario una cantidad total de 828.000 euros, frente a los 834.000 de este año. Por su parte el presupuesto de los Herederos pasará de 496.000 euros en el año en curso a 480.000 en el año en curso. Se trata del segundo año en el que la Casa Real sufre un recorte presupuestario. Entre 2011 y 2012 el montante de dinero público que la institución recibe se ha reducido en un 4 por ciento. Pese a ello en los últimos meses varios partidos políticos han sugerido que el esfuerzo de ahorro de la Casa Real debería ser mayor. Sin embargo, el Primer Ministro, Mark Rutte, ha declarado que no se producirán más recortes en la Casa Real y consideró la petición de más recortes como “imprudente”.

Improbable abdicación en 2012
Pese a los constantes rumores de una posible abdicación de la Reina todo apunta a que esto no ocurrirá durante 2012. Así al menos lo afirma Rein Jan Hoekstra, antiguo miembro del Consejo de Estado, que cree que la cesión del trono al príncipe Guillermo aún tardará en llegar.

 

nullVER GALERÍA



Casa Real  de Bélgica

Ahorro voluntario
El rey Alberto anunció el pasado 11 de enero que había decidido renunciar a la subida del presupuesto anual de la Casa Real que le correspondía por ley. Esta renuncia voluntaria, que se repetirá en 2013, supondrá un ahorro de 600.000 euros para las arcas públicas belgas. El anuncio se produjo tras la polémica surgida en los medios de comunicación por la conveniencia o no de que el monarca viera acrecentado su estipendio en medio de una crisis económica internacional que se está dejando notar en Bélgica de forma considerable. El propio Rey había expresado en su discurso de Navidad que “todos los belgas tendremos que acometer sacrificios para salir de esta crisis”.

La polémica se remonta a principios de enero de 2012 cuando se hizo público que la Casa Real vería aumentado su presupuesto anual en 423.000 euros pese a las medidas de ahorro anunciadas por el Gobierno.
Esta subida se ajustaba a la ley pero fue causa de conmoción en el panorama político belga. El diputado Theo Francken declaró en el periódico De Morgen que “mientras el ciudadano corriente tiene que hacer frente a todo tipo de recortes, ningún miembro de la Casa Real va a recibir menos dinero. ¡Menuda forma de ahorrar!”. A los pocos días el propio rey anunciaba su voluntad de congelar el presupuesto para los próximos dos ejercicios. 

Venta de terrenos
En consonancia con las medidas de ahorro se ha anunciado además que el Estado venderá varios terrenos situados en la provincial de Oostende y que forman parte de la herencia dejada por el rey Leopoldo II. Se trataría, entre otros, de terrenos anexos a una villa de la Familia Real en esta provincia. La venta de estas tierras ha supuesto una recaudación para el Estado de unos 5 millones de euros.

Además el Gobierno ha comunicado que a partir de ahora la Casa Real tendrá que sufragar una parte del presupuesto destinado al mantenimiento de los edificios y terrenos de su propiedad, como el Palacio de Bruselas o la residencia de los Príncipes.

Menor presencia pública del Rey
Los viajes dentro y fuera de Bélgica del rey Alberto se han reducido en el último año, en favor de los Herederos. El año pasado el Rey viajó durante 20 días, cuatro días menos que en 2010. El año pasado el soberano belga solo viajó en el extranjero a Alemania y México, y, de forma privada, a la Beatificación del Papa Juan Pablo II en Roma. La Casa Real considera lógica esta disminución de la agenda del Rey, debido a su edad, 77 años, y a la voluntad de dar mayor relieve a las figuras de los Herederos.

Dudas sobre el papel del príncipe Laurent
Durante el año pasado se especuló sobre la posibilidad de que el príncipe Laurent volviera a tener una agenda oficial normalizada tras la serie de escándalos que ha protagonizado en los últimos años. Sin embargo todo indica que el hijo pequeño de los Reyes no va a recuperar su estatus oficial. Si bien el Príncipe compareció en una serie de actos académicos en septiembre, su ausencia y la de su esposa en actos familiares importantes, como la inauguración del festival Europalia, que congregó a la Familia Real al completo con su única excepción, pone de manifiesto que la relación del Rey con su hijo pequeño sigue siendo difícil.

 

nullVER GALERÍA

 

Casas Reales de Noruega, Suecia y Dinamarca

Apuran la bonanza
En ninguna de las tres casas reales de Escandinavia ha habido recortes presupuestarios para el próximo año, sino todo lo contrario. En Noruega, el Gobierno ha aprobado un aumento del 6 por ciento en la partida de la Casa Real para 2012, que asciende a 190,6 millones de coronas noruegas (24,8 millones de euros). El aumento se justificó principalmente para sufragar los trabajos de reforma y mantenimiento de Kongsseteren (residencia de la familia real donde suelen pasar las Navidades). Esa cifra incluye tanto las partidas para los miembros de la familia real como el mantenimiento de sus propiedades y los sueldos de los empleados de la institución.

En Suecia, la Casa Real recibirá este año 123,5 millones de coronas suecas (unos 14 millones de euros), lo que supone un incremento de 1,3 millones de coronas (casi 150.000 euros). Esa cantidad se divide así: el 49 por ciento para el mantenimiento de propiedades y el 51 es el apanage. El único cambio que ha habido no viene propiamente de la Casa Real, sino de fuera. El Parlamento aprobó en noviembre una moción de la oposición por la que a partir de ahora, habrá también control sobre cómo y en qué se gasta el apanage.

En Dinamarca también se han aprobado subidas en las respectivas asignaciones. Así, la reina Margarita II recibirá 71,8 millones de coronas danesas (9,7 millones de euros), 700.000 (94.000 euros) más que el año pasado; los príncipes herederos, 17,8 millones (2,4 millones de euros), 200.000 (27.000 euros) más; y el príncipe Joaquín, 3,2 millones (400.000 euros), es decir, 100.000 coronas (13.500 euros) más que en 2011. 

 

 

Más sobre

Regístrate para comentar