Los príncipes de Asturias recuerdan a las víctimas del 11-S en el décimo aniversario de la tragedia

En un acto organizado por la embajada estadounidense en el Parque Juan Carlos I de Madrid, inauguraron un pequeño bosque simbólico de diez robles americanos, uno por cada año transcurrido desde los atentados en Estados Unidos

Los príncipes de Asturias, con la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez , y la esposa del embajador de Estados Unidos VER GALERÍA


Desde que la tarde del fatídico 11 de septiembre de 2001 todas las televisiones del mundo se hicieran eco de una tragedia sin precedentes y nos diera un vuelco el corazón al conocer las primeras informaciones, han sido muchos los homenajes que han tenido lugar para recordar a las más de 2.700 personas que fallecieron en los ataques terroristas que sufrió Estados Unidos.

En el décimo aniversario de la tragedia, los príncipes de Asturias han participado en un acto de homenaje a las víctimas del terrorismo organizado por la embajada estadounidense en la glorieta Don Juan de Borbón del Parque Juan Carlos I de Madrid, donde se ha inaugurado simbólicamente un pequeño bosque de diez robles americanos, uno por cada año transcurrido desde los atentados en Estados Unidos. Durante el acto, don Felipe y doña Letizia estuvieron acompañados por la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez , el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y la esposa del embajador de Estados Unidos, Alan Solomont.

Don Felipe y doña LetiziaVER GALERÍA


"Es un acto de recuerdo y una ocasión solemne", apuntó Alan Solomont, que pronunció un pequeño discurso durante el homenaje en que se plantó el último de los diez árboles. Según el embajador de Estados Unidos, con este acto pretenden "reafirmar el valor de la vida" y "celebrar el recuerdo" de quienes murieron en los atentados. Solomont recordó también la valentía de los pasajeros del vuelo 93 que evitaron que se estrellase en Washington, así como el sacrificio de los bomberos, policía y servicios de emergencia que actuaron aquel día. El representante estadounidense tuvo un recuerdo también para las víctimas de los atentados islamistas ocurridos en Madrid el 11 de marzo de 2004 y para otros países que sufrieron ataques terroristas. "Una cosa que aprendimos el 11 de septiembre es que necesitábamos mejorar nuestra seguridad nacional y lo hicimos para impedir que los terroristas cambiasen la forma en que vivimos y socavasen la democracia", agregó Solomont.

Al homenaje, al que la Embajada de Estados Unidos invitó a los representantes en España de los 92 países que tuvieron nacionales entre las víctimas, asistieron además el presidente del Centro Nacional de Inteligencia, general Félix Sanz Roldán; la presidenta de la Fundación Víctimas de Terrorismo, Maite Pagazaurtundúa, y el presidente de la Fundación Consejo España-EEUU, Antonio Garrrigues.

"El paso del tiempo consigue apaciguar los sentimientos, pero estos se repiten de una manera particular cada aniversario, sobre todo en los que son tan particulares como éste, el décimo", aseguró José Luis San Pío, padre de la única víctima española de los atentados del 11-S. Silvia San Pío, de 26 años y embarazada de siete meses, perdió la vida en el piso 92 de una de las dos Torres Gemelas, donde también murió su marido, John Resta quien, como ella, trabajaba de analista para la firma Carr Futures.

Más sobre

Leer más