Cena en honor de los Príncipes de Asturias en la residencia del Gobernador de Nuevo México

Estuvo presente también en esta velada la Primera Dama de México, Margarita Zavala

 

Don Felipe y doña Letizia ya se encuentran en Santa Fe (capital de Nuevo México) para inaugurar los actos conmemorativos del 400º aniversario de su fundación. Allí, los Príncipes de Asturias pusieron el broche de oro a su primera jornada de su viaje oficial a Estados Unidos con una cena en su honor, organizada por el Gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, y su esposa, Bárbara.

Los Herederos fueron recibidos por el Gobernador y su esposa, que les esperaban a la puerta de su residencia para darles la bienvenida. Minutos después llegó la Primera Dama de México, Margarita Zavala, que saludó muy cordialmente a don Felipe y doña Letizia, con quien conversó durante los minutos previos a la cena. El gran ausente de la velada fue el Presidente de México, Felipe Calderón. Si la elegancia se personificó en la Princesa, que lució para la ocasión un vestido gris perla de guipur, el sentimiento de españolidad habló por boca de don Felipe. El Príncipe insistió, durante su intervención, que esta visita es una gran oportunidad para mejorar las relaciones de cooperación y amistad entre Estados Unidos y España. Además, el Heredero recordó la importancia de esta región, que reúne a tantos millones de personas en lo que se puede llamar "la patria común de la cultura hispana”.

 



Hoy, los Príncipes tienen previsto inaugurar en Santa Fe los actos conmemorativos del 400º aniversario de la fundación de la ciudad por los españoles. Una ciudad que debe su origen español a los 500 hombres, mujeres, niños y padres franciscanos, que llegaron a esta zona del nuevo mundo con Juan de Oñate a la cabeza y se asentaron en San Gabriel, cerca de la confluencia del Río Grande y Río Chama, junto a los indios navajos. Los Herederos visitarán sus lugares más emblemáticos y verán el chopo que los Monarcas españoles plantaron en 1987, en la primera visita que un Rey español realizaba a esta región del mundo que perteneció a la Corona española durante casi 300 años. Tres siglos que han dejado huella.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más