Aunque no es fácil recoger agua del río Jordán con una vieja lata y una cuerda, el monje español Ovidio Dueñas, peregrina cada año -siempre el último jueves del mes de octubre-, hasta el lugar donde San Juan el Bautista bautizó a Jesús, para recoger el agua bíblica.

Acompañado por el Ejército israelí -con la Guerra de los Seis Días de 1967, el río se convirtió en frontera entre Israel con Jordania-Ovidio Dueñas, llena los cántaros con el agua que habrá de hervir y filtrar posteriormente para eliminar los rastros de limo.

Se trata de agua Santa que se envasa en botellas de cristal con la inscripción 'Aqua ex Jordane', la insignia de la Cruz de Tierra Santa, y un sello de lacre en el cuello para la perfecta conservación de ésta en la "bodega Santa"... Una enorme despensa desde la que se da servicio al mundo porque, como comenta el religioso 'desde que se sabe que las familias Reales bautizan a sus niños con agua del río Jordán, no hacemos más que recibir pedidos'.

El agua bíblica
El hermano Ovidio, burgalés de 64 años, gestiona en el corazón cristiano de la Ciudad santa, la tienda del impresionante convento de San Salvador de Jerusalén, donde regalan las botellas de agua bíblica y venden infinidad de objetos religiosos. 'El agua no se vende, se regala. Los peregrinos que viajaban a Tierra Santa desde el siglo IV se bautizaban en el río Jordán y se llevaban agua para sus familiares y amigos. Nosotros, de alguna forma, mantenemos la tradición'.

Como la mantiene también la Familia Real española quien recibió hace casi tres meses los envases de agua con la que será bautizada la nueva infanta Leonor. De hecho, fue también el fraile Ovidio Dueñas el encargado de regalar al cónsul de España en Jerusalén, José María Ferré, dos botellas de agua para que la Familia Real española pueda cristianar a la primogénita de los Príncipes de Asturias con estas mismas aguas.

Cuarenta años de tradición
Las mismas aguas -también, la misma concha, el mismo faldón y la misma pila bautismal- que fueran usadas en el transcurso de los últimos cuarenta años por las infantas doña Elena, doña Cristina, don Felipe, así como por los seis nietos de los Reyes de España. Los cuatro hijos de los Duques de Palma: Juan Valentín, Pablo Nicolás, Miguel e Irene; y por los dos de los Duques de Lugo: Felipe Juan Froilán y Victoria Federica.

Más sobre

Regístrate para comentar
Leer más