Una cabaña paradisíaca adquirida hace diez años: la residencia de Mary de Dinamarca en Suiza

Esta semana ha salido a a luz la compra que realizaron Federico de Dinamarca y su esposa en Verbier, y que ha servido de alojamiento a la princesa durante su estancia en Suiza

El pasado 6 de enero, los cuatro hijos de Federico y Mary de Dinamarca, Christian, Isabella, Vincent y Josephine, iniciaban una nueva etapa en su vida al trasladarse hasta Suiza para recibir una formación bilingüe durante doce semanas en la Escuela Internacional Lemania-Verbier. Allí van a poder realizar actividades al aire libre, manualidades y otras tareas que contribuirán de manera positiva a completar su educación. Mientras eso ocurre, su madre les acompaña en esta aventura y lo hace finalmente alojada en la misma residencia que ellos.

Mary de DinamarcaVER GALERÍA

Se trata de una exclusiva vivienda que esta semana ha copado titulares después de que se haya sabido que se trata de un chalet adquirido por los príncipes hace nada más y nada menos que una década. Según han desvelado varios medios de comunicación daneses, el matrimonio adquirió este refugio alpino ubicado en el pueblo montañoso de Verbier hace diez años y lo hizo por más de diez millones de coronas danesas -casi un millón y medio de euros- que pagaron al parecer con dinero procedente de sus propios ahorros. Hasta el momento se desconocía esta compra llevada a cabo por Federico y Mary de Dinamarca, que ha salido a la luz tras la rueda de prensa que ofrecieron los herederos justo antes que comenzaran las clases.

'Lo vemos como un regalo para ellos', Mary de Dinamarca se pronuncia sobre su mudanza a Suiza

Aunque en un principio se daba por hecho que los pequeños permanecerían en un internado de Verbier, el hijo de la reina Margarita matizó entonces que todos ellos, incluida su mujer, disponían ya de alojamiento allí. Al parecer, fue el propio Federico el que se interesó en su día por la casa y trató de informarse con su anterior propietario -un empresario sueco ya jubilado de 69 años que posee uno de los hoteles más lujosos de la zona- tal y como este ha deslizado a medios como Ekstrabladet. De sus palabras, se deduce que la relación con la Familia Real danesa es estrecha. "Cuando nos visitan, los niños se bañan en nuestra piscina cubierta", ha explicado antes de señalar que el heredero al trono es una persona "excepcional y extremadamente agradable en el trato".

Mary de DinamarcaVER GALERÍA

La cabaña en cuestión está perfectamente integrada en el entorno. Cubierta con vigas de abetos, cuenta con una buena estructura y un aislamiento que la protege de las bajas temperaturas propias de los Alpes. El chalet dispone asimismo de varias plazas de aparcamiento y de una impresionante terraza desde la que se divisan, con una espectacular panorámica, las montañas suizas. Durante años, Federico y Mary de Dinamarca alquilaron esta vivienda y obtuvieron cuantiosos ingresos.

Fue el pasado mes de octubre cuando la Casa Real dio a conocer la mudanza que llevaría a cabo la princesa con sus cuatro hijos. Se confirmó entonces que Mary de Dinamarca permanecería con ellos durante todo el trimestre que durara la formación educativa en Verbier, un lugar que no les resulta ajeno, pues se trata del destino que elige cada año la Familia Real para esquiar durante sus vacaciones de invierno. El centro en el que en estos momentos están matriculados los hijos del heredero Federico cuesta entre 13.000 y 17.000 euros por estudiante, por lo que el matrimonio habría desembolsado cerca de 68.000 euros por los cuatro. Una vez que finalicen las doce semanas, todos ellos regresarán a Copenhague, donde continuarán sus estudios en la Tranegårdsskolen, en la localidad de Gentofte, como han venido haciendo hasta ahora.

Loading the player...

Un pequeño paraíso en los Alpes: el exclusivo internado de los hijos de Federico y Mary de Dinamarca

Más sobre