Boda secreta en la Casa Real danesa: Alexandra, hija de la princesa Benedicta, da el 'sí, quiero'

Únicamente la familia y amigos más cercanos, entre los que se encuentra Marta Luisa de Noruega, han asistido a la ceremonia

Dos años después de sufrir uno de los mayores varapalos de su vida al perder a su esposo, el príncipe Richard, la princesa Benedicta de Dinamarca ha vuelto a sonreír gracias a su hija Alexandra, que hace solo unos días se casaba en una bonita e íntima ceremonia celebrada en Fionia, una de las islas más grandes del país. Pocos eran conocedores de esta feliz noticia, ya que los novios quisieron mantenerlo en secreto hasta el último momento y, según la prensa local, únicamente acudieron a la celebración los familiares y amigos más cercanos.

Boda de AlexandraVER GALERÍA

Alexandra Sayn-Wittgenstein-Berleburg dio, a sus 48 años, el 'sí, quiero' a Michael Ahlefeldt-Laurvig-Bille, conde de Egeskov, de 54, ante la presencia de 33 invitados, que fueron testigos de excepción de la romántica ceremonia que tuvo lugar en la iglesia de Jørgen en Svendborg. Allí se dejó ver, muy orgullosa, la madre de la novia, la princesa Benedicta, quien a sus 75 años estaba feliz de ver cómo su hija Alexandra cumplía uno de sus sueños.

Tras la boda religiosa, los invitados se desplazaron hasta el salón de los caballeros del castillo de Egeskov, donde estaba previsto el banquete y la fiesta posterior. Entre ellos también se encontraba Marta Luisa de Noruega, hija del rey Harald y hermana del heredero Haakon. No es de extrañar, teniendo en cuenta que mantiene una excelente amistad con la familia de la novia. De hecho, el evento sirvió para que la princesa presentara a los invitados a su nueva pareja, el chamán Durek Verret

Boda de AlexandraVER GALERÍA

Boda de AlexandraVER GALERÍA

Los novios, que apenan llevan juntos poco más de un año, tienen claro que lo suyo ha sido el destino. Y es que la princesa Benedicta es la madrina del conde, su yerno a partir de ahora. Cabe recordar que ni para Alexandra ni para Michael esta es su primera boda. La novia estuvo casada casi dos décadas con el conde Jefferson. De su unión nacieron dos hijos, Richard e Ingrid. Ambos anunciaron su divorcio poco después de la muerte de Richard Sayn-Wittgenstein-Berleburg, padre de Alexandra. Por su parte, Michael Ahlefeldt-Laurvig-Bille ha estado casado dos veces y tiene cuatro hijos procedentes de estos dos matrimonios.

Más sobre

Read more