El motivo por el que la condesa Alejandra ha roto de forma repentina con su novio

La danesa decidió poner punto y final a su relación después de que un periódico destapase el pasado de su pareja

Si a principios de año la condesa Alejandra sorprendía al salir a la luz su romance con Tony Lindkold, un expolicía del servicio antiterrorista AKS que trabajó con agente secreto en el servicio de inteligencia PET, ahora nos quedamos de piedra al conocer el motivo de su ruptura. La aparentemente fascinante vida de su pareja, escondía un lado más oscuro, y es que Tony fue condenado a un año de prisión por estafa en septiembre de 2015. Según la sentencia, se dedicó a lucrarse a través de copias fraudulentas de muebles de diseño danés que vendía en Asia con la ayuda de unos socios.

condesa1-gtresVER GALERÍA

El escándalo fue destapado por el medio danés Her & Un, que también aseguraba que el ya exnovio de la condesa y sus cómplices pertenecían a las bandas criminales de moteros, Ángeles del Infierno y Bandidos. Ante estas espeluznantes revelaciones Alejandra de Dinamarca no dudó en poner punto y final a su relación, tal y como confirma al periódico Se og Hor, Helle von Windenrath, secretaria personal de la exmujer del príncipe Joaquín.

condesa3-fbVER GALERÍA

Tony y Alejandra se conocieron el año pasado cuando ella se mudó del centro de Copenhague a Charlottenlund. Durante la mudanza, la amistad que se estaba forjando dio paso al amor, tanto es así que el mismo medio que ha confirmado la ruptura aseguraba que los dos hijos de la condesa Alejandra ya conocían a la nueva pareja de su madre. En la actualidad dirige la compañía de drones Airflix -especializada en estos vehículos aéreos no tripulados que incorporan la posibilidad de realizar vídeo y fotografía- y es copropietario de la empresa de carpintería A-Plus Byg. Está claro que de su pasado prefirió no dar demasiadas explicaciones.

Así es el novio de la Condesa Alexandra

condesa2-gtresVER GALERÍA

La polifacética condesa no tiene demasiada suerte en el amor. Tras una década de matrimonio con el hijo pequeño de la reina Margarita de Dinamarca, con el que tuvo a sus dos hijos, la pareja decidió separarse. Dos años después, Alejandra oficializó su relación con el fotógrafo y cámara de televisión Martin Jørgensen, un hombre 14 años menor que ella y con el que también terminó pasando por el altar en 2007. Ocho años después, en 2015, anunciaron su divorcio. Desde entonces no se le había conocido una relación seria hasta la llegada a su vida de Tony, un hombre con un pasado incompatible con la madre de dos príncipes.

Más sobre

Read more