Nicolás de Dinamarca siembra la polémica con una foto publicitaria

El hijo del príncipe Joaquín ha posado para una empresa de alquiler de coches, cuando la Casa Real no permite a sus miembros participar en campañas de este tipo

El príncipe Nicolás de Dinamarca está de nuevo en boca de todos y acaparando titulares. En esta ocasión no ha sido su faceta de modelo – se estrenó sobre las pasarelas el pasado febrero- la que la que le ha llevado a ser noticia sino una fotografía publicitaria que ha sembrado la polémica y que se ha viralizado en las redes. El hijo de Joaquín de Dinamarca y la condesa Alejandra de Frederiksborg ha posado para una empresa de coches de alquiler y ha obligado a su madrea dar explicaciones. La Casa Real danesa no permite a sus miembros participar en este tipo de campañas ni dar su apoyo público a empresas.

Nicolás de DinamarcaVER GALERÍA

En la foto de la discordia aparece el nieto de la Reina Margarita sentado sobre el capó de un coche Renault Clio en uno de los establecimientos de la empresa Sixt, la multinacional que se dedica al alquiler de vehículos. Junto a él aparece un empleado y el siguiente texto: “El príncipe Nicolás ha elegido un coche de Sixt con todos los servicios incluidos”. Rápidamente la foto se viralizó lo que provocó que se convirtiera en lo más comentado del momento, no solo en las redes sociales sino entre la prensa del país. El tono puramente publicitario de la instantánea ha llevado a su madre a dar explicaciones. Alejandra ha explicado a B. T. que “le pidieron una foto a Nicolás en la sede de Sixt para publicarla en su red interna, solo a disposición de los empleados. Accedió, y luego todo ha sido todo muy confuso. Por supuesto que no se trata de una colaboración pagada”. Tras el revuelo formado, Sixt ha decidido retirar la fotografía.

- ¡Que tiemble la pasarela! Nicolás de Dinamarca se prepara para algo grande

- Nicolás de Dinamarca deja el Ejército: estos son sus próximos proyectos

-  Nicolás de Dinamarca cumple 19 años convertido en todo un icono de estilo

Aunque no es hijo del príncipe Heredero, Nicolás ocupa el séptimo puesto en la línea de sucesión al trono danés. El pasado agosto cumplió 19 años convertido en todo un icono de estilo y un apuesto joven que ha hecho de su melena bohemia, su mirada azul y su altura, su mejor carta de presentación. También en verano comenzó su formación militar en la escuela Hærens Sergentskole de Varde, un centro que abandonó en octubre porque no terminaba de encontrarse a gusto y no se sentía que estaba en el lugar adecuado, según reconoció entonces su madre.

Tras su marcha de la escuela castrense, su intención es continuar con su carrera de modelo, una profesión que, aunque consista en promocionar diseños o marcas no está considera como publicidad y, por tanto, puede ejercerla libremente. El joven Príncipe también debutó sobre las pasarelas con creaciones de Burberry, en Londres, y su estreno se produjo en pleno luto por la muerte de su abuelo, el príncipe Henrik, que falleció el pasado 13 de febrero a los 83 años. Aunque se desconocen sus planes más inmediatos, la prensa danesa asegura que habría firmado un gran contrato como modelo con una de las firmas más importantes de Europa. “Actualmente no puedo revelar con quién ha firmado el contrato, pronto podremos decir más”, aseguraron en Scoop Models, la agencia de modelos que representa al nieto de la Reina. De momento, todo apunta a que ha dejado Copenhague y ha puesto rumbo a París, donde estudia su novia, Benedikte Thoustrup, a la que conoció en el prestigioso internado danés en el que se graduaron el pasado junio.

Más sobre

Leer más