Federico de Dinamarca acude al hospital tras el agravamiento de su padre

El heredero, que aterrizaba con urgencia este viernes por la noche después de suspender su viaje en Corea, se une así al resto de miembros de la Familia Real que también ha visitado al príncipe Henrik

El estado de salud del príncipe Henrik de Dinamarca tiene en vilo a toda la Familia Real danesa, que en las últimas horas se ha desplazado hasta el Rigshospital de Copenhague para visitarle. El último en hacerlo, y el más esperado, era el heredero Federico de Dinamarca, que en el momento en el que se produjo el empeoramiento de su padre se encontraba de viaje en Corea del Sur, una visita que tuvo que suspender para poner rumbo a su país a fin de visitar a su progenitor, que se encuentra ingresado desde el pasado 28 de enero aquejado de una infección respiratoria durante la cual se le detectó un tumor benigno en el pulmón izquierdo. 

Federico de Dinamarca aterrizaba en Copenhague este viernes por la noche y, acompañado por su madre, la reina Margarita, y por su mujer, Mary, se trasladaba rápidamente hasta el citado centro médico a fin de visitar a su padre. Antes que él, ya se había dejado ver por las instalaciones el resto de miembros de la dinastía Glücksburg. Por la mañana, fue precisamente Mary de Dinamarca la que se desplazó junto a sus dos hijos mayores, Christian e Isabella. Permanecieron en el interior cerca de media hora, tal y como informan medios daneses como Ekstra Bladet y BT.

La reina MargaritaVER GALERÍA

Horas más tarde, fue Joaquín, el benjamín de Margarita y Henrik, se dejó ver llegando al hospital con dos de sus hijos, Nicolás y Félix, nacidos del primero matrimonio del príncipe con la condesa Alexandra. Allí coincidieron con la monarca, que en ese momento visitaba también a su marido. Los cuatro juntos abandonaron el recinto poco antes de las cinco de la tarde. Este sábado, el príncipe Joaquín volvía al centro médico para ver, de nuevo, a su progenitor. Ya por la tarde, la Familia Real danesa al completo -incluidos los ocho nietos de la reina Margarita- se reunió en el hospital. Tras la visita, que duró unos 45 minutos, la monarca puso rumbo a su residencia de Fredenborg.

El incesante goteo de visitas ha sido interpretado por la prensa danesa como algo inusual y que reviste gravedad. Desde Berlingske aseguran que se trata de "una señal de que la situación es seria". A esto se suma que el viernes por la noche el mariscal de la Corte, Michael Ehrenreich, también acudió al hospital para interesarse por el estado de salud del príncipe Henrik de Dinamarca. Ya por la mañana, la Casa Real había emitido un comunicado en el que reconocía que la situación había "empeorado gravemente".

La familia de Henrik de Dinamarca, muy preocupada por el empeoramiento de su salud

El marido de la monarca se encontraba de vacaciones en Egipto el pasado mes de enero, un descanso que tuvo que interrumpir para viajar a Copenhague a fin de "someterse a nuevas pruebas", tal y como se informó desde el Palacio. Una infección respiratoria y la detección de un tumor en el pulmón izquierdo, que resultó ser benigno, hicieron que el príncipe consorte tuviera que ser trasladado a la unidad de infecciones para continuar con su tratamiento. Durante los últimos días, su estado de salud se ha deteriorado hasta el punto de preocupar a su familia. Su hermano, Étienne de Monpezat, se ha mostrado muy afectado, aunque por el momento no se ha desplazado desde Francia para visitarle. Quien sí lo ha hecho es su hermana, Catherine de Monpezat.

Henrik de DinamarcaVER GALERÍA

Más sobre