Christian de Dinamarca celebra su 8º cumpleaños con unos retratos obra de la princesa Mary

Christian de DinamarcaVER GALERÍA

Ocho añazos cumple hoy Christian de Dinamarca, el único Heredero en una Europa de Herederas. El estruendoso ruido de 21 cañonazos anunciaba un 15 de octubre como hoy de 2005 que el primogénito de los príncipes Federico y Mary estaba aquí (semanas después en España celebramos otro nacimiento real, el de la infanta Leonor). Desde entonces, el hijo mayor de los Príncipes herederos daneses ha celebrado ocho cumpleaños y ha llenado más de un álbum con preciosas instantáneas. Convertido ya en todo un hombrecito, al que sus tres hermanos le han ayudado a madurar más deprisa, el príncipe Christian ha posado así de espontáneo y natural ante el propio objetivo de su madre, Mary de Dinamarca, autora de estas fotografías y orgullosa mamá.

Difundir una serie de fotografías con motivo de los cumpleaños de sus hijos se ha convertido ya en toda una tradición muy querida para la Familia Real que los daneses esperan con ilusión cada año para ver cómo cambian sus ya no tan pequeños príncipes. Y en estas instantáneas, en los jardines de palacio y con el perro de la familia, Ziggy, un Border Collie, los penetrantes ojos azules del príncipe Christian y su confianza a la hora de posar ante la cámara vuelven a recordar a su padre, Federico de Dinamarca, con quien comparte un gran parecido físico y un mismo destino excepcional, el de algún día ser Rey de Dinamarca.

Christian de DinamarcaVER GALERÍA

Falta mucho para entonces y ahora su principal afán es celebrar una gran fiesta por su octavo cumpleaños que será como la de cualquier otro niño de su edad con tarta, con velas, con invitados, con regalos… sin faltar por supuesto a la tradición danesa. Aunque la celebración es de carácter privado y no trascienden apenas datos, cabe esperar que, dado que en Dinamarca esta semana los escolares tienen vacaciones de otoño, el Príncipe celebrará su aniversario en su casa en el Palacio de Amalienborg con bollos, chocolate caliente y tarta como es costumbre y junto a sus abuelos, tíos y primos es probable que también hayan sido invitados sus amigos de la escuela de Tranegaard, en la que cursa segundo de primaria.

Más sobre

Leer más